Estamos en el año 50 antes de Cristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste, todavía y como siempre, al invasor. Y la vida no es fácil para las guarniciones de legionarios romanos en los reducidos campamentos de Babaorum, Aquarium, Laudanum y Petibonum… llegando incluso a la ciudad recreativa de Las Vegum.

Panorámix reúne a los druidas para hablar sobre los planes que César tiene de conquistar la aldea gala, cosa que jamás ha conseguido gracias a la poción mágica que los hace invencibles. Pero la conversación no acaba bien, pues una patrulla de legionarios romanos apresan a todos los druidas… excepto a Panorámix. Es entonces cuando el mismísimo Julio César hace su aparición y agradece al druida galo el haberle entregado a sus compañeros.

Un exlegionario romano, Sam Schiffer (primera  referencia, dedicada a Splinter Cell), ve toda la escena y decide avisar a Astérix y Obélix. Estos, a pesar de recelar del “traidor” y por orden de Abraracurcix, van a Las Vegum, complejo situado en la mismísima Roma y donde se ha visto a Panorámix por última vez.

Aquí comienza nuestra aventura.

Hay tres formas de hacer las cosas: la correcta, la incorrecta y la gala

Nada más empezar una nueva partida, nos dan a elegir tres niveles de dificultad:

  • Fácil: si quieres meterte de lleno en la historia, sin mucha dificultad a la hora de pelear, siendo el nivel más accesible.
  • Medio: Los romanos están entrenados para atacarte, por lo que las peleas son un poco más difíciles. Es el nivel de dificultad que se encontraba en el juego original.
  • Difícil: Los romanos están entrenados por Larry Croft, el antepasado romano de Lara Croft, y no dudarán en darte una paliza mortal. Permite que los jugadores más experimentados se encuentren con un desafío.

Otra de las novedades que se incluyen es la adición de más opciones en el menú del juego, tales como los atuendos, las habilidades, la dificultad (por si quieres cambiarla en mitad de la partida), el progreso y lo más básico como la configuración, el salir del juego o reanudar la partida.

Opciones: Este submenú nos permite configurar el audio y nos recuerda cuáles son los controles en el mando, además de activar la vibración. Se echa en falta la configuración de la cámara, presente en el juego de 2006, y que nos permitía invertir tanto el eje vertical como el horizontal. Este último además viene al contrario del que tenía por defecto el juego original. Han suprimido la primera persona, con la que podías mirar arriba y abajo.

Progreso: Aquí podemos ver el progreso que llevamos en el juego, los coleccionables que hemos conseguido y los desafíos. En cuanto a la compra de coleccionables, las cosas han cambiado. Antes podías comprar las postales por un precio que iba aumentando hasta volverse desorbitado, pero ahora se encuentran ocultas a lo largo del juego. En cambio, las figuras de personajes están a la venta, no desbloqueándose a medida que reúnes los cascos de diamante.

Habilidades: Un apartado que ha generado cierto interés, pues se refleja la intención de modernizar el sistema de progresión introduciendo un árbol de habilidades. Mientras que antiguamente se usaba un apartado con todos los ataques en forma de lista, ahora han cambiado la estructura de éste para mostrar las distintas mejoras y habilidades que vas adquiriendo en las tiendas del juego.

Otra novedad destacable es la aparición de apartados nuevos que contienen:

  • Vida: tenemos la oportunidad de aumentar la vida de forma permanente, cosa que antiguamente no se podía hacer. Ahora dicha vida se representa con corazones. Los escudos que encontramos se convierten en armadura y se sitúan por delante, sin regenerar ésta, como ocurría en el juego original. La forma de regenerarla será a través de las patas de jabalí que podremos conseguir de distintas formas y, al contrario que en la versión de 2006, solo recuperaran la vida, y no la armadura.
  • Pasivas: nos encontramos con una pata de jabalí y un romano aturdido. La primera nos proporciona curas cada vez que pegamos a un romano, añadida a los cascos que éste suele soltar. La segunda nos permite mantener por más tiempo a un enemigo aturdido, facilitándonos así el cogerlo para lanzarlo o usarlo de látigo.

Como he mencionado antes, todas estas habilidades se consiguen comprando en las diversas tiendas que han añadido en todos los mapas, cosa que antes sólo se encontraban al principio y eran simplemente para comprar postales. Al activar un ataque o un combo, se desbloquea el siguiente, tal y como ocurren en los juegos de ahora.

Atuendos: Una novedad más de la remasterización. Te dan dos opciones sobre el atuendo: el predeterminado del juego y otro basado en los cómics. A diferencia del XXL, donde podías conseguir diferentes trajes si conseguías todos los laureles dorados, en el XXL 2 de 2006 los atuendos no existían.

Un cambio destacable del juego es el guardado automático, en lugar de hacerlo manualmente cuando te encuentras con mapas, los cuales han pasado a ser viajes rápidos. Además, mientras que antes podías tener varias ranuras de guardado, ahora solamente tienes una, impidiéndote tener varias partidas guardadas a la vez.

¡Déjamelos a mí, Astérix!

El sistema de combate luce una nueva cara, mejorando lo más básico del juego: la velocidad. Antiguamente, cuando controlabas a Astérix u Obélix en mitad de una pelea, la sensación que te transmitía era de pesadez, ya que el movimiento era lento. Ahora es más satisfactorio atizar romanos.

La furia tiene varios niveles, aumentando el daño cuando entras en este estado a medida que la desbloqueas en el árbol de habilidades. Ésta se muestra con el icono de un fuego justo debajo de la vida, el cual va desapareciendo si no pegas a ningún romano. Quiero destacar el hecho de que, con este pequeño cambio, si tienes la habilidad de furia al máximo, haces más daño que si bebes poción mágica.

En cuanto a los combos, mientras que en el original conseguías cada uno cuando vencías a un jefe, ahora simplemente los puedes comprar cuando aparecen en las tiendas mientras avanzas en el juego, igualmente activándolos al tomar poción mágica y pulsar una combinación de botones. Las bonificaciones siguen siendo iguales que antaño en cuanto a activarlas golpeando al romano que tiene el regalo en la cabeza con el combo indicado.

Un añadido importante son los desafíos en los que puedes superar varias marcas consiguiendo cascos romanos en un límite de tiempo. Aparte de eso, en muchas misiones de abrir puertas o incluso en los diferentes jefes han cambiado algunos elementos del combate respecto al original, colocando más trampas o patrullas de romanos que te cortan el paso.

El coleccionista de cascos

Otro de los cambios que ha introducido el juego ha sido su moneda. No hablo de la moneda en sí, sino de cómo usarla. En el juego original, existían multiplicadores que aumentaban el número de cascos. Podías encontrártelos en los diferentes mapas, junto a los escudos.

Pues todos ellos han desaparecido, a excepción de los que consigues a través de las bonificaciones de los romanos con regalo, pese a que han pasado de un x10 a un x3. A cambio se han añadido más cajas para destrozar, además de que los enemigos sueltan más cascos cuando los derrotas.

Mientras que antes ibas dando un paseo por Lutecia con la cartera llena de 12000 cascos, ahora apenas alcanzas los 2000. Para compensar esta bajada, los precios de las tiendas y los peajes a nuevas zonas se han visto reducidos.

¿Qué podemos concluir?

El juego en general ha mejorado en muchos de sus apartados, tanto gráficos, con modelados más complejos, unas texturas más definidas y colores más vivos; como jugables, con el nuevo sistema de progresión y la fluidez en el combate de la que cojeaba en ocasiones el original.

Algunos aspectos que no me han convencido han sido:

La cámara no se ha visto alterada respecto al juego original y, al igual que en este, a menudo se queda atascada en puertas y objetos del entorno. Parecen haber suprimido el cambio a primera persona, que te permitía mirar con más detalle en todas direcciones, no solo horizontalmente.

– Aunque se ha mantenido el doblaje original, me he encontrado con un par de conversaciones en las que el doblaje cambiaba a inglés. Además, algunas frases que en el juego de 2006 estaban aceleradas para que cupieran en un espacio de tiempo determinado, ahora simplemente se cortan antes de acabar.

– Se agradeció en su momento que pudieras cambiar de personaje cuando quisieras, pero ahora se echa en falta un modo cooperativo, al menos para los desafíos que han introducido en esta versión.

– El precio del juego en sí. En las diferentes plataformas se puede ver precios que varían desde los 30€ en PC, el más coherente, hasta 50€ en consolas, aun en digital. Pienso que es un poco exagerado al ser un remake de un juego licenciado de 2006 que, por otra parte, nadie pedía. Pero bueno, supongo que así es como funciona la industria de los videojuegos.

Dejando a un lado estos detalles, el juego sigue siendo bastante entretenido. Todas las referencias contenidas en éste se vuelven entrañables, haciendo la aventura de estos irreductibles galos amena y divertida.

Asterix & Obelix XXL 2 sirve como aperitivo para la nueva entrega de la saga que se lanzará en 2019, posiblemente con motivo del 60 aniversario de la publicación del primer comic (Asterix el Galo), aunque se echa de menos quizá una remasterización de la primera entrega.

Aún así, he vuelto a mis tardes de niñez en las que atizaba romanos junto a Astérix y Obélix. Suscribo las buenas críticas que los diferentes miembros de la aldea han dejado en el tráiler de lanzamiento.Estoy ansiosa por acompañar a esta peculiar pareja en su próxima aventura.

Artículo por: Mochuelo
Un nombre encierra la esencia del que lo porta, encarcelándolo de por vida. Por eso prefiero ser un mochuelo. Escribo y soy bióloga en mis ratos libres.

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.

Compra tus videojuegos favoritos

Encuentra las ofertas de Media Markt

Media Markt

Si quieres colaborar con Voltio, mándanos un e-mail a colaboraciones@voltio.com y cuéntanos un poco sobre ti.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.