Normalmente, cuando un juego llega a prensa, lo hace estando ya en una fase avanzada de su desarrollo. Sin embargo, con Days GoneSIE Bend Studio ha decidido arriesgarse y traer una demo en fase alpha (casi pre alpha) del videojuego de rol y supervivencia. En Voltio hemos podido probar dicha demo, así que ya va siendo hora de que os acerquemos un poco más la historia del cazarrecompensas Deacon St. John.

La demo que he podido tener en mis manos nos sitúa en un campamento. Como ya sabréis, en Days Gone estamos en un ambiente post-apocalíptico en el cual los zombis, aquí llamados freakers, infestan bosques, caminos y antiguos centros de operaciones, dejando a los humanos recluidos en campamentos no del todo seguros. Nuestro protagonista, sin embargo, prefiere vivir de camino en camino, sin asentarse en un campamento, y haciéndose con todo lo que consigue pillar.

Nuestra primera misión será montarnos en nuestra moto e ir a uno de los puntos de control de NERO, la Organización Nacional de Respuesta a Emergencias que debía estar, en teoría, investigando la infección. Como la historia de Days Gone se divide en tres subtramas, según explicó Bend Studio, en esta se le dará importancia a Boozer, quien necesita nuestra ayuda. Tendremos que llevarle vendas esterilizadas del centro NERO para la herida de su brazo, pero para ello primero tendremos que acceder al centro en sí.

Diferentes formas de hacer las cosas

En Days Gone tendremos distintos caminos a seguir, y no me refiero a un inmenso mundo abierto lleno de zombis a nuestro alrededor. Me refiero a que podemos cumplir con nuestros objetivos marcados de formas muy diferentes. Como Deacon puede llevar todo tipo de armas, cada jugador puede encontrar fácilmente un estilo de juego propio. Yo me he jugado la demo a base de sigilo y hachazos en la espalda, no podía salir mal. Pero en esta versión de prueba, Deacon también contaba con una pistola y una ballesta.

El survival horror nos traslada una idea que podríamos combinar con Horizon: Zero DawnBreath of the Wild PlayerUnknown’s Battlegrounds. Por un lado, tenemos un mundo abierto preparado para ser explorado. Conforme vayamos avanzando, se desbloquearán nuevas misiones y descubriremos nuevos artilugios muy útiles con los que podremos crear cosillas, desde vendajes para curarnos las heridas hasta cócteles molotov (con el mismo material, casi). También encontraremos armas, algunas más improvisadas que otras, y ese ansia por vivir es lo que nos llevará a movernos un poco como en PUBG.

Los gruñidos de los freakers nos mantendrán en tensión todo el tiempo, y es que a veces los escucharemos sin verlos y eso por la noche especialmente da bastante miedo. Porque, efectivamente, Days Gone se basa en un ciclo natural día-noche y hasta cuenta con diferentes climas, aunque en esta demo yo solo conseguí ver llover. Algunos zombis serán más temibles por las noches, cuando se vuelven más rápido, y el cambio en el clima también puede volverse algo engorroso.

Al final, el juego de Bend Studio nos guía para que, a la vez, nosotros lo guiemos como nos guste. Al menos es la sensación que me ha dado en esta demo, que se me ha hecho demasiado corta, por otra parte.

El mundo en una moto

Deacon se moverá con su moto de un lado a otro del mapa, y eso, aunque en esta alpha ha dado sus fallillos, a mí me parece muy molón. La moto se volverá clave para nosotros, y una coprotagonista fundamental cuando nos hayamos puesto a personalizarla, cosa que podremos hacer en los campamentos de humanos cuando reunamos ciertos requisitos. También será importante no olvidarse de que nuestro vehículo necesita combustible, por lo que acabaremos un poco como en Mad Max (el videojuego, no la saga de películas, que un poco también).

Se nota la clara influencia de Sons of Anarchy que ha tenido el equipo, cosa que se ha reflejado sin miedo incluso en sus imágenes promocionales. Al final, Days Gone es la historia de un señor en moto que va de un lado a otro como un espíritu libre, o eso es lo que transmite en los primeros minutos de juego. Tendremos que profundizar más en la historia de Deacon y qué le llevó a vivir así a través de flashbacks de su vida.

En lo que a su jugabilidad se refiere, cuando nos movemos en moto es algo difícil controlar la velocidad y los movimientos de Deacon. Costará que nos acostumbremos a la cámara y a los controles, aunque podemos consultarlos en cualquier momento. Andando, Deacon puede elegir moverse en sigilo, pasando desapercibido para la mayoría de los freakers (lo que también nos permite asestar el típico golpe poderoso en sigilo que vemos en el ya mencionado Horizon, por seguir con el mismo ejemplo).

Pero, ¿realmente merece la pena?

Bend Studioha sido demasiado valiente al traer una demo alpha de un juego que se había fechado para este 2018 y que finalmente se ha pasado a 2019 sin fecha alguna. Debo decir que, a día de hoy, Days Gone parece estar algo verde, y por consiguiente no parece un juego cuya compra os pueda recomendar. Sí puede mereceros la pena si os gustó Mad Max, de Avalanche Studios, o si buscáis algo “similar” a Horizon: Zero Dawn. Definitivamente, no es el típico exclusivo de PlayStation 4 por el que te volverías loco, aunque Sony ya acertó este año con God of War, tampoco es que necesite demasiada presión por el momento.

El desarrollo de Days Gone ha llevado a Bend Studio incluso a triplicar su plantilla. El juego supone un proyecto ambicioso que, espero, no acabe en batacazo.

 

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.

Compra tus videojuegos favoritos

Encuentra las ofertas de Media Markt

Media Markt

Jefa de redacción

Periodista y actriz de doblaje. En mis ratos libres ejerzo de Bruja de Umbra o Héroe del Tiempo, según cómo me pille.

Un comentario

  1. suena de puta madre!, no puedo esperar a que salga!, gracias por quitarme el miedo a que solo fuera una versión barata de "world war z el videojuego"

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.