Hace unos meses os hablé de las malas decisiones que llevaron a Cliff Bleszinski a cerrar Boss Key Production. Hoy, vuelvo para hablaros de Telltale Games. Esta desarrolladora estadounidense ha anunciado recientemente que también va a cerrar. De nuevo, me reafirmo en que hay que ser necio para alegrarse por algo así, pero por desgracia he visto a gente celebrando el cierre del estudio.

Antes de analizar las causas que han llevado a la compañía a tener que cerrar, repasemos rápidamente su trayectoria.

Telltale Games fue fundada en 2004 por ex-empleados de Lucas Arts; en concreto por Kevin Bruner, Dan Connors y Troy Molander. El formato de los videojuegos de la compañía ha sido el mismo desde sus inicios. Su modelo consistía en títulos con un gran peso narrativo, múltiples decisiones y caminos, poca jugabilidad y varios episodios. Además, son conocidos por haber adaptado franquicias muy conocidas a su modelo de aventuras gráficas. Hemos podido ver historias paralelas de Juego de Tronos, Minecraft, Batman, The Walking Dead o Borderlands entre otros.

Aunque ya habían lanzado algunos videojuegos al mercado, el éxito no llegó hasta abril de 2012 con The Walking Dead. La adaptación de los cómics y la popular serie de televisión dio un gran reconocimiento a la compañía.

Y, sin darnos cuenta, hemos hablado de los que, a mi juicio, son los principales problemas de Telltale Games. No es cuestión de un fallo, o una mala decisión. El problema no solamente son sus juegos o su forma de venderlos. Nos encontramos ante un caso en el que la suma de muchos detalles ha acabado en el desastre.

Telltale Games

El formato episódico

Intentar vender juegos por episodios o capítulos es realmente arriesgado. Es una apuesta que, si sale bien, facilita el trabajo de la compañía, pero también puede perjudicarla si no lo hace. Es imperativo que el primer capítulo consiga enganchar a la gente para que decidan comprarlo en cuanto salga. En caso contrario, mucha gente esperará a que estén los cinco episodios. Entre pagar 20 o 30 euros por un episodio y esperar al resto o aguantar hasta que esté el juego completo por menos de la mitad de su precio, mucha gente hará lo segundo. Por eso, la compañía tienen que conseguir que el primer episodio sea brutal y que todo el mundo hable de él y espere el siguiente con ansia.

Otras compañías han conseguido enganchar tanto con su universo e historia que han tenido a cientos de jugadores esperando cada capítulo. Dontnod Entertainment es un claro ejemplo de ello con Life is Strange. Del mismo modo, encontramos los nuevos videojuegos de la saga Hitman. Éstos reciben contenido periódicamente aunque el grueso de la historia sea episódico también.

Otro de los grandes problemas de la compañía ha sido la cantidad de sagas que tenían abiertas. En lugar de centrarse en un par de historias y sacar los capítulos más a menudo, decidieron tener un montón de videojuegos a la mitad y sacar capítulos cada dos meses.

Telltale Games

El precio de las franquicias

Por otro lado, está el tema de las franquicias. Comprar los derechos, o parte de ellos, para hacer videojuegos sobre Batman, Borderlands o Juego de Tronos no ha tenido que ser especialmente barato. Y, como ya he dicho, nos introducen en una historia completamente secundaria de ese universo. En especial, en el caso de la serie de televisión, nuestro personaje pertenece a una casa que no se cita ni en los libros. Nuestro paso por los Siete Reinos es absolutamente irrelevante.

Creo que a Telltale Games le ha faltado crear su propio universo. Y creo que si hubiesen tenido tiempo habrían creado una gran historia. Pero siempre han estado supeditados a otros universos. Al contar historias enmarcadas en mundos que ya existen y que tienen sus propias leyes, los guionistas estaban bastante limitados. Evidentemente, crear un universo desde cero tampoco es sencillo, pero la libertad narrativa que habrían tenido habría sido un soplo de aire fresco para la compañía.

Todas esas sagas han conseguido un gran éxito porque la historia que cuentan es relevante para el universo en el que suceden. Además, los creadores tienen absoluta libertad para hacer lo que quieran con sus personajes y sus tramas. En las aventuras de Telltale Games, todo lo que sucede tiene que ser irrelevante y no puede afectar en nada al universo conocido.

El mismo juego con distinto nombre

Finalmente, analizando los juegos como tal, hay que reconocer que todos son iguales. He jugado a varios de sus títulos y he visto otros tantos y son idénticos. Y son muy similares también en sus fallos.

Para empezar, tienen un sistema de decisiones bastante cuestionable. Pocas veces importará lo que decidamos hasta el final del juego o de la trama con un personaje. Por mucho que se presuma de la cantidad de opciones y finales no es relevante si solamente afectan a una frase o a un momento determinado. Si dos finales son parecidos pero con una frase distinta no se pueden vender como algo completamente distinto.

Telltale Games

Además, la duración de los capítulos es irrisoria. En poco más de una hora tendremos finiquitada la historia. Esperar dos meses para jugar una hora y media habiendo pagado unos 25 euros no parece un buen negocio.

Finalmente, cabe destacar los problemas técnicos que sufren los juegos y, en especial, la traducción. Es vergonzoso lo que hemos tenido que leer en algunos títulos de Telltale Games. Frases que no se corresponden con lo que dice el personaje, faltas de ortografía e incluso traducciones de otros idiomas mezcladas con el nuestro.

Se cierra el telón

Siento decirlo pero creo que Telltale Games ha tenido que cerrar porque sus videojuegos no eran suficientemente buenos. Yo he disfrutado con The Wolf Among Us como el que más y creo que la primera temporada de The Walking Dead es realmente buena, pero el resto no está a la altura.

Seguro que hay muchos otros factores internos que han afectado al cierre de la compañía. Pero eso queda dentro de la empresa y nosotros tenemos que tratar el producto que hemos recibido.

Y repito que es una mala noticia para todos. Nadie ha salido ganando con el cierre de esta desarrolladora. Más de doscientas personas se han quedado sin trabajo, aunque por suerte muchas compañías están interesadas en fichar a más de uno. Varias sagas y proyectos se han quedado sin su merecido final. Y todos los jugadores hemos perdido posibles videojuegos que nos habrían encantado.

Telltale Games

A pesar de todo lo que he dicho, tenemos mucho que agradecer a Telltale Games. Habrán tomado malas decisiones o habrán arriesgado poco, pero gracias a ellos ha resucitado un género. Las aventuras narrativas han subido de nivel y han seguido evolucionando hacia nuevos caminos. Juegos como The Council no habrían salido al mercado de no ser por el trabajo que hoy criticamos.

Desde aquí, queremos agradecer a los trabajadores de Telltale Games todo su trabajo y su interés en el producto que han creado. Así mismo, les deseamos mucha suerte en la búsqueda de nuevos proyectos y alabamos el cariño que el resto de empresas han demostrado a través del hashtag  en Twitter.

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.

Compra tus videojuegos favoritos

Encuentra las ofertas de Media Markt

Media Markt

Redactor

El día que nací ningún bosque susurró mi nombre, pero quizá algún día oigáis hablar de mí. Me gustan los videojuegos que te cuentan una historia mientras la vives.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.