Estamos en un mundo cada vez más global. Hoy en día, gracias a internet, las distancias no suponen un problema para transmitir las noticias. Especialmente en un ámbito tan ligado a la tecnología y a la inmediatez como es el de los videojuegos. Nos llegan novedades sobre un estudio de desarrollo en California. Acerca de cambios de la legislación en Bruselas, o del nuevo título exitoso en el mercado asiático. Y así, a través de internet y a raíz de su presentación en la Gamescom alemana, es posible que os haya llegado ya algo de información sobre The Waylanders.

El caso es que la cabra tira al monte, y yo no puedo evitar tirar hacia mi tierriña gallega. Ya tenía este RPG en mi radar al tratarse de un juego nacido en mi ciudad, A Coruña. Así que me puse en contacto con Gato Salvaje Studio, (recién renombrado como Gato Studio), su desarrolladora. Y amablemente me permitieron ir a visitarlos y probar la demo que presentaron en Alemania, para traeros estas primeras impresiones.

En este artículo voy a centrarme en hablaros de la pre-alfa de The Waylanders. Pero quiero que conozcáis también un poco a Gato Studio, a las personas detrás de este gran proyecto. Para ello, pronto publicaremos la entrevista que le pudimos hacer al equipo de desarrollo. Pero ahora vamos a adentrarnos en el mundo celta que nos proponen.

The Waylanders

Si os gustan las historias de magia y espadas, The Waylanders os va a apasionar.

Antes de empezar

Lo primero que debo remarcar es que la versión de The Waylanders que os describiré no es, obviamente, la definitiva. Es un título que sigue evolucionando, y constantemente se me ha indicado que faltan por pulir muchas cosas. Añadir descripciones de objetos, trasfondo de personajes y lugares, habilidades, mecánicas, etcétera. La intención es ofrecer una primera degustación que nos permita hacernos una idea de lo principal del juego.

Conviene recordar además que The Waylanders está ahora mismo buscando financiación en Kickstarter. Esto supone una gran oportunidad para hacerse con una edición con extras a un precio competitivo. Y hay extras muy interesantes, como ilustraciones firmadas por artistas internacionales de la talla de Emma Ríos, o un juego de tablero ambientado en el mismo universo.

Pero la campaña de Kickstarter también nos permite influir en la amplitud de la aventura final a través de sus objetivos. No todos implican apoyo económico: un gesto tan simple como seguir a Gato Studio en Steam puede desbloquear una nueva localización, con sus correspondientes misiones y contenido.

The Waylanders

¡Venga, que nos vamos de aventuras!

Entrando en The Waylanders

Empezamos con una pantalla de título, desde donde pulsando cualquier tecla accedemos a un selector de personajes. Podemos escoger entre varias combinaciones de raza/clase inicial predeterminadas, abarcando varios estilos de juego. Tenemos opciones comunes al rol clásico: humano druida, o profesiones como pícaro o sanador, por ejemplo. Pero también vemos ya elementos originales de The Waylanders, como la raza moure (habitantes de un subsuelo mágico) o los semi-fomori (descendientes de unos temibles gigantes).

Sea cual sea nuestra elección, en esta demo se nos asignan varios compañeros para formar un equipo funcional. Acabaremos manejaremos un elenco de hasta cinco personajes que se irán incorporando al grupo poco a poco.

Al comenzar la partida se nos explica que nuestra aldea, de aspecto celta pre-rromano, está bajo ataque. Los primeros compases nos enseñan a mover al grupo, y seleccionar o deseleccionar personajes. También a cambiar la posición de la cámara, desde una tercera persona a un punto de vista cenital.

The Waylanders

Pruebas de diseño de los fomori, crueles cíclopes caníbales.

Este control evoca a otras sagas (Dragon Age, Pillars of Eternity), pero es fácilmente adaptable al gusto de cada usuario. Podemos avanzar haciendo click con el ratón en el suelo o mediante el teclado (WASD). Escoger a un aventurero (o varios) arrastrando o pinchando sobre su retrato. Al poderse ejecutar nuestras órdenes de varias formas, cada jugador acabará utilizando la que le sea más cómoda.

Formaciones y táctica: las claves del éxito

Poco después llega nuestro primer enfrentamiento contra los bandidos que han asaltado nuestro hogar. Aunque el combate se desarrolla en tiempo real, la estrategia es vital para sobrevivir. Para que la demo sea más amigable, nuestros protagonistas vienen reforzados con un nivel inicial artificialmente alto. Y aún así, los enemigos pueden acabar rápidamente con los personajes más débiles, como el hechicero, si lo pillan desprevenido.

Ahí es donde aparece otro de los elementos característicos de The Waylanders: la pausa táctica. Con la barra espaciadora detendremos el tiempo, para prepararnos o reaccionar frente a los rivales. Esta poderosa herramienta es básica, ya que incluso nos permite planear y encadenar varios comandos: movimiento, ataque, habilidad o hechizo…

The Waylanders

La mejor forma de afrontar los problemas: ¡en formación!

El siguiente paso es descubrir el uso de las formaciones. Algunos personajes, como la guardiana, pueden aprender a comandar al grupo y ejecutar dichas técnicas. Necesitaremos incluir al menos a tres miembros del equipo en la formación, que se manejará como un solo ente. Mientras vayan en escuadrón, contarán con habilidades únicas y estadísticas mejoradas. La formación de orbe por ejemplo, levanta un muro de escudos inamovible, pero otorga defensa y causa daño en área. En cambio, en posición punta de flecha podremos correr recto grandes distancias y arrollar a los enemigos por el camino. Diferentes formaciones nos servirán para potenciar el ataque, obtener protección, mayor movilidad, o un equilibrio entre características.

Esto no sólo es fundamental en combate, sino que también permite crear puzles con el entorno. Para poder salir de la aldea hay que abrir las puertas de la empalizada, tarea que requiere una gran fuerza. Un solo guerrero no sería capaz, pero para un equipo trabajando juntos (en formación de falange) será coser y cantar.

Subiendo de nivel

El sistema de The Waylanders se basa en lograr experiencia, y al acumular cierta cantidad, el personaje avanza y mejora. Sube de nivel. Pero en este caso, alcanzar cierto nivel nos permite acceder a nuevas clases. Por ejemplo, nuestro druida “básico” asciende a druida de fuego, mientras la guardiana puede especializarse en técnicas ofensivas o defensivas.

The Waylanders

Otra de las razas jugables: los licántropos, también llamados lobishomes.

Con 30 clases avanzadas y más de 700 habilidades y técnicas de formaciones, hay margen para personalizar a nuestros aventureros. Lógicamente no estaban disponibles aún todas las opciones de especialización, pero he podido ver varios árboles de habilidades muy interesantes. Y algunos de nuestros poderes evolucionan de forma notable y muy curiosa. Me sorprendió cómo la exploradora pasa de tener un jabalí de mascota a comandar un pequeño escuadrón de soldados.

Explorando el mundo

Una vez abandonamos la aldea inicial, ya conocemos las mecánicas principales de The Waylanders. Se nos asigna la misión de rescatar a un druida, capturado por los asaltantes. Y entramos en una zona más abierta, donde podemos seguir el indicador que nos señala nuestro objetivo o investigar un poco el entorno.

Aquí se nota mejor el estupendo trabajo que se está llevando a cabo con los gráficos. Atravesamos áreas con caminos de tierra, pasos entre rocas elevadas, sotobosque con matorrales, o pequeñas cuevas sombrías. Todo muy bien representado, con un estilo de gran belleza y visualmente agradable.

The Waylanders

Se ha puesto mucho cuidado en recrear unos paisajes hermosos y llenos de detalle.

La música acompaña en todo momento. Lamentablemente, es el aspecto al que he prestado menos atención. Mientras jugaba tuve los auriculares colgados del cuello para escuchar las explicaciones de la productora de Gato Studio, que amablemente me acompañó durante la partida. Aún así percibí varios cambios en la melodía: tensa en combate o mientras invaden la aldea, pacífica cuando exploras. Recuerdo especialmente un momento donde, cerca de un río, empieza a sonar una flauta suave creando una escena realmente bucólica.

Por el trayecto nos enfrentamos a diversos enemigos en distintas situaciones: emboscadas, peleas en pasadizos estrechos o en campo abierto. Destaca la importancia del diseño de niveles. Ciertos lugares impiden utilizar algunas formaciones, forzándonos a experimentar con nuevas estrategias. También encontramos atajos a los que podremos acceder si llevamos en el grupo un personaje de la profesión adecuada. En mi caso, necesitaba al sanador para aplicar su magia sobre un tronco y crear un puente. No lo había escogido, de modo que no pude cruzar el río por ahí. Pero siempre habrá caminos alternativos para llegar a esos lugares: de nuevo, nos ofrecen varias soluciones a una misma cuestión. Versatilidad, y un incentivo de cara a la rejugabilidad.

Al final del camino

La misión continúa, hallamos algo de botín. Y descubrimos que al equipar un arma diferente ésta aparecerá en el modelo del personaje dentro del inventario. Pronto encontramos además ítems con un brillo azul, en lugar del botín normal que es dorado. No lo sabemos aún, pero son objetos clave para la misión.

The Waylanders

Las batallas suelen ser encarnizadas y espectaculares.

De hecho, al acercarnos finalmente al marcador del objetivo, nos topamos con un obstáculo: una muralla de piedras místicas. El hechicero del equipo puede retirarla, pero necesita ciertos ingredientes para el conjuro. Efectivamente, se trata de los objetos clave que ya mencionamos. Si no los tenemos todos, pasarán a marcarse como nuestro nuevo objetivo y tendremos que retroceder para encontrarlos.

Al eliminar la barrera mística se nos muestra una cinemática. Accedemos a una zona nevada, donde vemos que los bandidos han sido interceptados por un monstruo. Un fomori, un gigante ciclópeo, se está dando un festín con sus cadáveres. El druida que debemos salvar yace inconsciente a sus pies. La lucha es inevitable.

Este jefe final tiene también una pequeña estrategia a seguir para derrotarlo. Cuando ciertos elementos del escenario están activos, el cíclope es invulnerable. Mientras sus compañeros pelean y entretienen a la criatura, un miembro concreto del equipo ha de suprimir dichos elementos. A partir de ahí, con nuestro rival debilitado, podemos acabar con él.

The Waylanders

Una escena de combate, con la mítica torre de Brigantia al fondo.

Ya por último, derrotar al jefe nos muestra una nueva escena, en la que vemos como uno de nuestros guerreros atraviesa el cráneo del monstruo con su espada. Esto nos deja claro el tono del juego, que sin lugar a dudas está orientado a un público maduro.

Conclusiones

Aquí termina la pre-alfa de The Waylanders. En varios momentos se me fue resaltando que falta por añadir esto o lo otro, que aquello todavía no está accesible, que se van a mejorar determinados aspectos, que hay aún mucho trabajo por hacer. Y, aún teniendo esto en cuenta, el fragmento de juego que he catado me ha parecido de gran calidad. Partiendo de aquí, sólo puedo imaginarme todo lo bueno que está por venir.

Personalmente, la experiencia me ha encantado. Como ya dije, la fórmula de The Waylanders resuena con ecos de otras sagas. Pero a la vez tiene una potente ambientación original, y suficientes novedades que le añaden profundidad mecánica como para que defina su propia personalidad.

The Waylanders

Un equipo unido podrá superar cualquier adversidad.

Estoy deseando conocer más acerca de la aventura, sobre todo a nivel narrativo. Sabemos que durante el juego vamos a poder viajar entre dos épocas, cada una con sus propias peculiaridades. No dejo de mirar la web del Kickstarter de Gato Studio al menos 50 veces al día, y cada nueva actualización con trasfondo sobre las razas hace crecer más mi interés.

Así que ya sabéis: no puedo recomendaros con más énfasis que apoyéis este proyecto. No me cabe duda de que se trata de uno de los juegos españoles más ambiciosos jamás realizados. Por lo que he visto, creo que será uno de los grandes títulos a tener en cuenta de cara a 2020. Y ojalá que, cuando finalmente salga y lo podamos disfrutar completo, estéis aquí en Voltio para leer el análisis final.

 
Dragon Age: Inquisition

Dragon Age: Inquisition

Consultar en Amazon.es€

Precio original: €

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.

Compra tus videojuegos favoritos

Encuentra las ofertas de Media Markt

Media Markt

Redactor

Dándole a los videojuegos desde que venían en casetes. Mi mascota se llama Zelda y podría salvar Hyrule sin Link. Padre de un frikillo de segunda generación.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.