Tras haber probado el ASUS ROG STRIX  GL703, hoy toca hablaros de otra bestia en lo que a portátiles gaming se refiere: el ASUS ROG ZEPHYRUS GX501, un equipo fino y elegante destinado a los gamers que buscan un portátil con un gran potencial. Pero, ¿qué puede hacer que os decidáis por un portátil así?

Este ordenador no pesa más de 2,2 kilos y, sin embargo, viene muy bien equipado con una Nvidia GeForce GTX 1080 con diseño Max-Q. Con ello, se consigue crear un portátil potente, a la vez que fino y silencioso, algo de lo que no todos los ordenadores de la gama gaming pueden presumir.

Mayor flujo de aire

Hay un detalle de su diseño nos ha llamado mucho la atención. Cuando abrimos la pantalla, la bisagra ensancha el perfil trasero del chasis permitiendo un mayor flujo de aire y manteniendo la temperatura a raya. Así, conseguimos un ordenador ultrafino que no tiene nada que envidiar a los equipos de sobremesa.

Equipado con el sistema aerodinámico activo, el ROG Zephyrus trae lo último en tecnología y rendimiento. Sumando el sistema aerodinámico activo a la tecnología AeroAccelerator, este ordenador aumenta la ventilación un 32% y reduce la temperatura un 20% con respecto a los sistemas convencionales. Así, podemos dedicar horas y horas a jugar sin que la estabilidad del sistema se vea afectada.

Con ello, se reduce de paso la velocidad de los ventiladores y se potencia la refrigeración y la ventilación interna. Así conseguimos un portátil que además de ligero es muy silencioso, como os comentaba. Asus ha modificado de paso las entradas de aire para crear un perfil acústico menos intrusivo. ¡Fuera distracciones!

Un teclado que es una caricia

Ahora, vayamos a la parte más colorida: nuestro teclado. El teclado de ROG Zephyrus está posicionado en el frontal para facilitar la ventilación y para ayudar a aquellos que están más acostumbrados a los ordenadores de sobremesa. Su iluminación Aura RGB permite personalizar todas las teclas con los colores y efectos que más nos gusten, así como cambiar el aspecto de los grupos de teclas WASD o QWER para adaptar el ordenador al género que estemos jugando, sea un MOBA, un MMO o un FPS.

Por otro lado, la tecnología anti-ghosting nos permite registrar todas las teclas correctamente aunque pulsemos varias a la vez. Su diseño ergonómico lo hace todavía más cómodo y preciso, tanto para jugar como para escribir. No nos da la misma sensación que las teclas del Strix GL703, pero tampoco lo necesita. Se vuelve mucho más suave al tacto y muy cómodo incluso cuando estamos trabajando.

Los detalles técnicos que marcan la diferencia

¿Y qué hay de su almacenamiento? El Zephyrus lleva una unidad SSD HyperDrive de 512 GB. Con una gran velocidad de acceso y transmisión de datos, nos permite cargar juegos, aplicaciones y todo tipo de contenido rápidamente.

Su pantalla cuenta con una frecuencia de refresco de 120 Hz. Con ello, los juegos fluyen con total naturalidad y los amplios ángulos de visión permiten que podamos disfrutar de la imagen desde cualquier posición. La tecnología G-Sync de Nvidia sincroniza la frecuencia de la pantalla con la GPU para dar mayor fluidez, menos tirones, menos retardo y cero cortes.

De paso, el Zephyrus también cuenta con soporte para realidad virtual a través de la gráfica de Nvidia Geforce GTX 1080, superando los 90 fps en frecuencias de refresco. Pruébalo con Oculus Rift o HTC Vive, a ver qué te parece.

ASUS Republic of Gamers presenta el nuevo portátil gaming Strix GL703

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.


Jefa de redacción

Periodista y actriz de doblaje. En mis ratos libres ejerzo de Bruja de Umbra o Héroe del Tiempo, según cómo me pille.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.