Los mayores campos de batallas de los videojuegos vuelven con Battlefield V. Este título nos devuelve a la Segunda Guerra Mundial con un regusto mejorado de Battlefield 1. Tendremos nuevas armas, objetos usados en la anterior entrega un poco cambiados y el conocido sonido de los disparos mientras vemos cómo nuestros compañeros van muriendo a nuestro alrededor.

Historias jamás contadas

Una de las opciones que nos da Battlefield V es su “campaña”, su modo historia ya conocido. Este será parecido al de Battlefield 1, ya que contará historias sueltas sobre ciertos personajes en un momento que intentará reflejar la crudeza y amargura de la guerra. Creo que lo hace mejor que en la anterior entrega, pero tampoco es la última Coca-Cola del desierto, como se dice. Visualmente es maravilloso, pero narrativamente hablando son historias bastante básicas y muy cortas.

No quiero que se me entienda mal, no son malas campañas, pero sí que son del montón. Su jugabilidad no es nada que nos vaya a dejar con la boca abierta. Además es un modo que gran parte de la gente que compra el título ignora completamente. Simplemente considero que es un buen añadido, pero no es lo que hace grande a Battlefield V.

Battlefield V

Muévase, soldado

Aquí empezamos con lo que todo el mundo quiere oír, el modo multijugador. Para quien haya jugado a Battlefield 1 verá que no hay un cambio enorme. Sí, hay nuevos mapas, nuevas armas (no todas) y los objetos relacionados a las clases han cambiado de una forma u otra. Pero el núcleo sigue siendo el mismo. Esto parece malo, sin embargo… Considero que han sacado un buen producto. Han lanzado una continuación que mantiene el espíritu de la guerra (ahora la guerra “clásica”), con los mismos modos. Añade los suficientes cambios como para seguir enganchando gracias a las mejoras en tu equipo y la progresión.

Los modos son los mismos, pero con pequeños cambios. Por ejemplo, tenemos el modo de conseguir un punto y mover el frente hacia el del enemigo. Los dos equipos luchan por un punto en común y cuando uno lo consigue, este desaparece, se abre el próximo (más cerca del enemigo) y así hasta llegar al final. Una vez llegas al límite del campo enemigo, tienes que destruir dos o tres objetivos para terminar. En Battlefield 1 cualquiera podía poner una bomba en estos objetivos. En Battlefield V tienes que conseguir la bomba antes y llevarla hasta el punto. Coger la bomba te hace visible a los ojos del enemigo, lo cual añade una dificultad extra bastante interesante.

Con respecto a las clases, han sido un poco modificadas. Creo que la que más cambios ha sufrido es el médico. En la anterior entrega tenía rifles de cerrojo o semi-automáticos, pero rifles al fin y al cabo. En esta, tiene subfusiles poco precisos. Lo considero un cambio lógico, ya que el médico se encarga de curar las heridas y esto no podía hacerlo desde la lejanía que te pedían los rifles antiguos. También han cambiado el botiquín. En su momento era, sencillamente, una cura en área que hacía que otros objetos fuesen inútiles. Aquí un soldado tiene que ir al botiquín, usarlo y esperar a que se recargue, lo cual consigue que este objeto sea situacional, cosa muy importante.

Battlefield V

El equipo lo es todo

Battlefield (toda la saga) tiene una mecánica esencial: Necesitas a tu equipo. Necesitáis actuar como un ejército. Un solo jugador no va a cambiar toda la partida en un momento, no va a cambiarlo absolutamente todo. Tienes que ver qué necesita tu equipo y adaptarte (si quieres ganar). Es obligatorio que alguien coja los puntos, que vaya a primera línea y muera, que alguien cure, alguien que de munición, alguien que mate desde lejos, un conductor de tanques… Necesitáis trabajar juntos. Entiendo de sobra que a alguien no le llame esta idea, pero yendo tú solo estás en desventaja. Esto lleva a que este juego mejora con amigos (como casi todos, sí), con mínimo dos más, ya que podéis coordinaros.

Saco a relucir todo esto porque es necesario que se entienda para disfrutar Battlefield V. En este juego adoro ser médico, pero entiendo que otro prefieran matar de un tiro con un francotirador o atacar con todo como un loco. Esto lleva a un problema. Puede que tu equipo no necesite lo que quieres ser. Ahí puedes, o elegir lo que tus compañeros necesiten, o hacer lo que buenamente quieras. Ambas opciones pueden salir terriblemente mal, aunque es mucho más probable que la partida termine de forma favorable si haces lo que “debes” hacer.

No lo hagas, EA

Todos conocemos a nuestra amiga EA, esa compañía maravillosa llena de micropagos y DLCs. Battlefront II fue destrozado por estas prácticas llevadas al absurdo. Por suerte esto no pasa en Battlefield V. Claro que tiene DLCs, pero no te destrozan la sensación del juego. Puedes (al menos de momento, sin los nuevos mapas) jugar absolutamente todo el contenido sin necesidad de pagar más del juego base. Tienes aspectos para tus armas y tus personajes que consigues con monedas propias del juego, y se obtienen a través de misiones diarias. Tengo que decir una cosa de este sistema, y es que si compras la edición deluxe obtendrás otro tipo de misiones especiales.

Como buena noticia también tenemos un modo Battle Royale, que será añadido en primavera del año que viene de forma completamente gratis, además de los demás episodios en la historia que también serán gratuitos.

Battlefield V

La guerra es divertida

No voy a engañar a nadie, el juego no es un 10. Tiene bugs (sobre todo en las físicas de los cuerpos), tiene fallos y no es para todo el mundo. Si te gustan los disparos al estilo de la saga, Battlefield V te encantará. Me parece una buena entrega para probar si jamás lo has tocado, pero si Battlefield nunca te ha terminado de llamar, este no cambiará todo eso. La ambientación y sensación que transmite el juego es magnífica, sin duda, aunque no es para todo el mundo.

Aquí no vas a encontrar una narrativa absorbente, aunque puedes encontrar momentos (ocasionados por el azar) impresionantes. El hecho de estar combatiendo en la cima de una montaña helada, subirte al tejado de una casa para obtener una buena posición de tiro y que un avión se estrelle justo delante de ti sin que te mate, es algo que solamente sucede en este juego. ¿Por qué solo en este juego? Porque ese avión era otro jugador. Todo lo que suceda lo ocasionan tus enemigos y compañeros, toda situación loca o épica sucederá por vosotros.

Las partidas son largas, algunas son más divertidas y otras mucho más aburridas, pero todas son disfrutables de una forma u otra. Creo que con todo esto podemos volver a la misma conclusión al principio de esta sección: si te gusta la saga, te gustará Battlefield V. Creo que EA ha hecho un buen juego y aún queda bastante margen de mejora para ver cómo tratan a este chiquitín. Os espero en el campo de batalla, soldados.

La mujer que arruinó un videojuego

Artículo por: Borja Suárez
Al final, al ayudante del cazador le toca solucionar todos los jaleos.

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.


Si quieres colaborar con Voltio, mándanos un e-mail a colaboraciones@voltio.com y cuéntanos un poco sobre ti.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.