Loading...

Devil May Cry ha vuelto. Pese al temor que muchos teníamos después de la anterior entrega, CAPCOM ha sabido mantener la esencia de la saga y retomarla después de 10 años. No con tanta maestría como Santa Monica Studio con God of War pero han conseguido que los personajes crezcan con el jugador. Evidentemente, no ha habido un cambio tan notorio porque Dante sigue siendo igual de temerario y chulesco y Nero todavía tiene que terminar de forjar su personalidad.

Independientemente de la historia que luego comentaremos, hay una cosa que destaca por encima del resto: han conseguido crear un juego complejo y divertido a más no poder. Vamos a ver qué nos ofrece Devil May Cry 5.

Regreso a los infiernos

La historia es muy simple al inicio y se irá complicando poco a poco. La trama no es lo prioritario en el videojuego pero consigue mantenernos enganchados y con interés durante las 12 o 15 horas que tardaremos en pasarnos Devil May Cry 5 por primera vez.

Un malvado demonio del inframundo ha conseguido escapar y está acumulando un poder sin parangón. Nero, Dante y V (el nuevo protagonista) tendrán que enfrentarse a él para evitar que la plaga demoníaca asole el mundo entero. Durante la historia, descubriremos de dónde ha salido el demonio, qué busca y por qué es tan poderoso. Los cazadores de demonios tendrán serios problemas durante la batalla y tendrán que retirarse y planear otra estrategia.

El juego consta de 20 misiones bastante cortas y con cinemáticas intercaladas. Cada una tiene un jefe al final del nivel y jugaremos cada una de ellas con un personaje. Algunas se podrán repetir por dos caminos distintos en función del personaje que seleccionemos pero con un desarrollo similar.

Las cinemáticas son intensas y emocionantes y los dos protagonistas que ya conocíamos seguirán con ese carácter gamberro y chulesco. Por su parte, V tendrá una atmósfera mucho más oscura y enigmática a su alrededor y esto le granjeará un carisma especial.

Al final, la historia queda completamente abierta para una siguiente entrega y esperemos que así sea porque el juego lo merece.

La esencia demoníaca 

El combate de Devil May Cry 5 es muy particular. No es complicado pero es difícil de dominar y es tan completo que llega a abrumar. Se mueve en un equilibrio realmente complejo y lo hace con una maestría increíble.

Esta nueva entrega mantiene el género Hack and slash de la saga y lo lleva a un lugar en el que no había estado antes. En resumidas cuentas, tendremos que matar demonios a golpes mientras esquivamos sus ataques y utilizamos nuestras habilidades. Sin embargo, cada personaje es tan distinto al resto y todos tienen unos movimientos tan complejos y ricos que merecen un apartado particular más adelante.

Como en el resto de entregas, la batalla tiene una puntuación de estilo. En función de la maestría con la que luchemos, podremos obtener una puntuación que va desde la D hasta las tres S. Si mantenemos un buen combo con ataques variados y no nos dejamos golpear, conseguiremos mantener nuestro estilo al máximo. Hacerlo no nos hará el combate más sencillo ni nos permitirá ejecutar mejores movimientos pero tendrá otras recompensas. Por un lado, obtendremos más gemas rojas (la moneda del juego para comprar habilidades y mejoras) y por otro, la música se escuchará mejor y será más rica si luchamos con estilo. Como ya he dicho, no son cosas muy notorias, pero consiguen crear una sensación maravillosa y aumentar la intensidad de la batalla.

La primera vez que juguemos solamente estarán disponibles dos dificultades y ninguna es especialmente difícil. Es posible que algunos jefes de la recta final nos maten una vez, pero por lo demás es uno de los Devil May Cry más sencillos hasta la fecha. Una decisión bastante sabia y sensata porque la complejidad del combate requiere que se asimile poco a poco. Además, quedaría muy raro que, tras una escena en la que Dante acaba de hacerse el chulo contra un enemigo, nos derrotase vilmente una y otra vez.

Para todo aquel que quiera disfrutar de un autentico reto, cuatro dificultades nuevas nos esperan en Devil May Cry 5 y creo que los demonios no van a ser los único que lloren sangre.

La Santísima Trinidad

Nero

Nuestra aventura empezará con Nero. El joven personaje utilizará principalmente su famosa espada Red Qeen y su revolver Blue Rose. Además, tendrá a su disposición unos nuevos brazos mecánicos realmente divertidos. Podremos utilizar la técnica Exceed de la espada para propinar unos golpes más poderosos mientras la espada está en llamas. Los combos de Nero son muy interesantes y posiblemente sea el personaje más complicado de dominar a la perfección. El plato fuerte de este personaje son los brazos mecánicos.

Podremos preparar una serie de dispositivos para el brazo derecho de Nero en cada misión. Cada brazo hace una cosa distinta y nos permite utilizarlo de tres maneras. Por un lado, podemos usar una habilidad sencilla que va desde un látigo hasta una curación en tiempo pasando por descargas electricas, misiles, saltos especiales y mucho más. Por otro, si mantenemos pulsado el botón, podremos cargar la habilidad del brazo y utilizar una versión mejorada. Sin embargo, esta habilidad hará que el brazo explote y tengamos que cambiar al siguiente en la lista. Finalmente, podremos decidir explotar el brazo para alejar a los enemigos o impedir algunos ataques especiales de jefes. Esta explosión no causa mucho daño pero es realmente útil.

Los combos de Nero son muy completos y podremos abalanzarnos sobre nuestros enemigos, disparar balas cargadas y atraer a los demonios con una suerte de gancho que tiene el brazo. La única pega que veo es no poder decidir qué brazo tener en cada momento sin romperlo. Para cambiarlos tendremos que romperlos de algunas de las dos formas.

V

Pasamos al siguiente personaje, el misterioso V. Posiblemente, uno de los más raros que nunca he visto en un Hack and slash. V no es un gran luchador con armas contundentes y grandes habilidades. Es más, ni siquiera va a luchar él. Este personaje es una especie de mago y sus invocaciones se enfrentarán a los demonios en su lugar. Griffon, su fiel cuervo, atacará a los enemigos a distancia y Shadow, una pantera negra, será el atacante cuerpo a cuerpo. Además, utilizando un recursos llamado DT podrá invocar a Nightmare, una suerte de gólem con un poder descomunal. Con este mismo recurso podremos imbuir tanto a la pantera como al cuervo para aumentar sus estadísticas y mejorar sus ataques.

Este personaje está realmente roto y sus combinaciones de ataques son devastadoras. Cada invocación actúa por separado y podremos jugar con todas a la vez, lo cual es una autentica locura para los dedos. Diferentes combos, ataques a distancia y cuerpo a cuerpo, habilidades y mucho más.

Pese a ello, V tendrá un papel de vital importancia en la pelea. Aunque no podremos atacar ni dañar a los demonios, tendremos que ejecutarlos. Las invocaciones no pueden matar demonios y ahí es donde entra el joven misterioso. Cuando los demonios estén debilitados, V podrá acercarse y propinarles el golpe de gracia con su bastón. Además, podrá leer su libro durante el combate para aumentar el indicador DT.

Tanto las invocaciones como el propio V tendrán su indicador de vida normal. Aunque a veces es complicado que los animales esquiven algunos ataques, tendremos que intentar sacarlos de combate a veces mientras nos ocupamos de que nadie golpee a V.

Dante

Y llegamos a nuestro querido Dante. Cuando yo ya pensaba que nadie podía estar más roto que el nuevo personaje, llego nuestro cazademonios legendario y me recordó por qué es el verdadero protagonista. El combate de Dante no tiene nombre. Es indecente, abusivo, inefable, inenarrable y condenadamente divertido.

El combate de este personaje merecería un análisis propio y pormenorizado pero voy a intentar no extenderme demasiado. Equipado con cuatro armas cuerpo a cuerpo y cuatro a distancia, el protagonista de la saga puede hacer daño a los demonios de todas las formas posibles. Además de Rebellion y Evony & Ivory, Dante tiene otro montón de armas con las que destruir a sus enemigos. Todos los combos son entretenidos, espectaculares y desproporcionados. Pero es que, como si la cantidad de armas no fuese suficiente, también tendremos cuatro posiciones distintas. Cada una enfocada a un tipo de combate: cuerpo a cuerpo, a distancia, movimiento y defensa. Todas las posiciones nos darán una nueva habilidad y algunas nos permitirán crear nuevos combos. Una barbaridad todo.

Pero es que además también tiene una forma de demonio con más ataques y y nuevos combos con los que poder machacar demonios si es que queda algo vivo. Un total y absoluto disparate.

Gráficos y sonido

Gráficamente, Devil May Cry 5 es una maravilla. Capcom está aprovechando al máximo el RE Engine y han conseguido dar un paso más en este apartado. Las animaciones faciales son impresionantes y el modelado de los personajes increíble. Las cinemáticas son espectaculares y consiguen aportar ese toque de humor absurdo con situaciones realmente divertidas. Lo único que he echado un poco de menos es más variedad en el diseño de los enemigos. Hay muchos insectos demoníacos y pocos demonios en sí, pero esto es algo muy personal. Sin embargo, el diseño de los jefes me ha encantado. También deja un poco que desear el diseño de niveles, tanto en la forma como en el fondo.

El juego funciona a la perfección. Estable, fluido y sin caídas de frames en ningún momento.

Por su parte, la música continua siendo un pilar importante en el juego. Especialmente en el combate. Hay una nueva versión de Devil Trigger que hará las delicias de los amantes de la saga y que aumentará la emoción y la intensidad del combate enormemente.

La aventura continúa

Capcom está pasando una de sus mejores épocas. El éxito de Monster Hunter: World, el remake de Resident Evil 2 y ahora Devil May Cry 5. Están consiguiendo cosechar un gran éxito y se lo merecen totalmente por hacer las cosas realmente bien.

Esta entrega de la saga tiene algunos fallitos. Uno de ellos es que el combate tiene tantas posibilidades que es incluso abrumador y nos faltarán tiempo y demonios para utilizarlo todo. El sistema de misiones por personajes se hace un poco raro y a veces el cambio descoloca un poco. Por lo demás el juego es tremendamente divertido. Sin duda, es uno de los mejores Hack and slash de los últimos años.

Todavía queda mucho por ver en esta entrega. Para empezar, el ‘Bloody Palace’ nos permitirá enfrentarnos a cientos de demonios con todos los personajes. También se habla de la posibilidad de que se incluyan nuevos personajes jugables en el juego. Además, no hay que descartar que salgan nuevas misiones o DLC con historia.

Devil May Cry 5 es un muy buen juego. Una apuesta segura para los amantes del género y una opción de diversión asegurada para los que disfruten destrozando enemigos de forma espectacular.

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.


Redactor

El día que nací ningún bosque susurró mi nombre, pero quizá algún día oigáis hablar de mí. Me gustan los videojuegos que te cuentan una historia mientras la vives.