Especial San Valentín: Historias de amor en los videojuegos

San Valentín es un día para recordar historias de amor, y algunas de las más bonitas las encontramos en el mundo de los videojuegos. Solteros, casados, comprometidos, ennoviados, fans de los gatos… Al final todos encontramos el amor en el videojuego, y por si todavía no os ha llegado ninguno, os hemos querido traer una pequeña recopilación protagonizada por grandes parejas pixeladas.

 

Kairi y Sora

En el primer Kingdom Hearts conocimos a Sora, un joven soñador que quería ver el mundo con sus amigos, Riku y Kairi. Por la segunda, Sora sentía algo más que amistad, un amor puro típico en los niños. El portador de la Llave Espada pronto se ve envuelto en un largo viaje que le separa de sus amigos, de su amor, y al final se encuentra buscándolos por todos los mundos. Sora acaba prometiendo a la chica a la que ama que, por mucha distancia que los separe, siempre estarán juntos. Así, Kingdom Hearts, toda la saga, acaba teniendo en el fondo una preciosa historia de amor. Sin olvidar, cómo no, el amor por los amigos, que también es muy importante.

 

Wander y Mono

Ésta es una historia dura, porque no todas las historias de amor son dulces ni tienen por qué acabar del todo bien. Wander demuestra que por amor se cometen grandes locuras. De ahí que el protagonista de Shadow of the Colossus sea capaz de adentrarse en un viaje en el que sacrificará demasiado. No os vamos a comentar demasiado sobre esta historia porque el remake para PlayStation 4 acaba de salir, y a lo mejor entre vosotros hay muchos que no pudieron jugar al original y aprovechan ahora para vivir esta increíble historia. Sólo os diremos que es inolvidable.

Tidus y Yuna

Es cierto que en la saga Final Fantasy encontramos grandes historias de amor, y aunque podríamos destacar otras igual de bonitas, pocas tienen un final tan devastador como el de Final Fantasy X. Tened cuidado aquí, porque igual os llegáis algún SPOILER.

Al terminar la historia, parece que Tidus y Yuna lo han conseguido, que la Calma durará ahora eternamente y que ellos podrán ser felices. Sin embargo, cuando todo termina, Tidus desaparece. Como un sueño, como si nunca hubiera existido. Era algo que sabíamos: él no pertenecía a este mundo, ni a esta época, y por ello no podía seguir allí. El corazón de Yuna, y el nuestro, se rompe en mil pedazos. De alguna forma, Final Fantasy X-2 supone un respiro. El viaje de la ex Alta Invocadora acaba siendo un alivio: había esperanza, podían volver a encontrarse. FIN DEL SPOILER.

Pero no podemos dejar esto pasar sin nombrar a otras parejas de Final Fantasy, como Celes y Locke (y eso que ninguno de los dos es el protagonista principal), Serah y Snow, Cloud y Aeris (y Tifa), Squall y Rinoa… Parece que esta saga está llena de historias de amor.

 

Johny y River

To the Moon es una de las historias de amor más bonitas que existen, incluso más allá del mundo del videojuego. Este título es de los pocos que ha sido capaz de colocar como temática principal el amor, llegando a representarlo de una forma sorprendente. Si todavía no lo habéis jugado, San Valentín puede ser el momento ideal. Eso sí, preparad un paquete de pañuelos, que os va a hacer falta.

 

Chloe y Max

Es una lástima que haya pocas parejas no heterosexuales en los videojuegos, y aunque tenemos algunos ejemplos, como el de Tracer en Overwatch Athena en Tales of Borderlands, Dorian de Dragon Age Inquisition, Gay Tony de Grand Theft Auto o cierta pareja en The Last of Us que os dejamos en el aire por no caer en spoilers, el número de relaciones homosexuales es mucho menor. Por suerte, por lo general, encontramos en estos ejemplos historias de amor increíbles. Como es el caso de Life is Strange con la pareja de Chloe y Max.

Ésta no es sólo una historia de amor. También es una historia de descubrimiento, una historia para conocerse a uno mismo.

Yennefer y Geralt

La adaptación de la saga de Geralt de Rivia a videojuego es realmente una obra maestra, destacando sobre todo The Witcher 3. Puede que Geralt tenga muchos romances, pero sólo hay una historia de amor única, un amor verdadero, aunque con sus más y sus menos. Yennefer y Geralt están condenados a amarse en una relación que a veces es horrible, pero que en otras no puede ser más perfecta.

 

Xayah y Rakan

En League of Legends hay dos historias de amor, y aunque aquí vamos a destacar la “bonita”, no vamos a dejar pasar la otra. Xayah y Rakan llegaron a la Grieta del Invocador a la vez. Son una pareja divertida, tanto cuando van juntos en el mismo equipo como cuando van separados. Sus interacciones, sus frases y cómo demuestran su amor los hace completamente únicos.

Pero hay otra pareja, una sin, de momento, final feliz. Lucian y Senna. Juntos combatieron durante años para erradicar el mal en Runaterra, llevando luz a la oscuridad. Se complementaban y no podían ser uno sin el otro. Sin embargo, Senna fue engañada por Thresh, quien atrapó su alma para la eternidad. Ahora, Lucian sólo lucha por ella. Es una historia que siempre nos toca la fibra sensible por la skin de Lucian Buscacorazones, con la que, al volver a base, podemos ver al Purificador sentándose en su trono… y a su lado el trono vacío de Senna.

El amor puede manifestarse de muchas formas distintas, tanto en la vida real como en los videojuegos. ¿Cuál es vuestra historia de amor favorita?

0 Shares:
Loading...
You May Also Like