Kingdom Hearts no tiene buenos personajes. Los invitados de Disney son cáscaras vacías, meros retazos de lo que un día fueron en sus obras originales. Y las creaciones de Tetsuya Nomura tienen más cremalleras en sus diseños que personalidad. Ahora bien, ¿qué es lo que ha pasado?, ¿por qué los personajes de Disney son malos personajes aquí y no lo son en sus obras originales?

El problema de los personajes invitados

El principal problema que tiene el juego es el tiempo. Es muy difícil comprimir la historia y el desarrollo de los personajes de una película de hora y media en quince minutos de escenas y cuatro diálogos, así que en ese lapsus de tiempo se han limitado únicamente a mostrar los rasgos más básicos de cada personaje. Como se ha mencionado antes, es difícil, pero no imposible.

El problema del tiempo es grave, sí. Pero dónde reside “el mojo” de los personajes de Disney o de Final Fantasy, ya sean protagonistas o villanos, es en los pequeños detalles. Detalles que podrían haber tenido más acto de presencia en las cinemáticas. Se podría tomar como ejemplo a Hades. Lo que hace que Hades sea uno de los mejores villanos de Disney no es su plan para acabar con Hércules o con Zeus o que sea un Dios, sino su carisma. Carisma que se resalta con pequeños detalles o costumbres, como sus cambios de humor repentinos o su labia. Detalles que sí, se ven en su contraparte en Kingdom Hearts, pero no de una manera tan exagerada como hacía en su película.

La culpa no es (solo) de Disney

Y con los personajes de Final Fantasy es peor. Ni se muestran sus personalidades ni tienen su tiempo en pantalla para desarrollarse. No son sino unos NPCs piñata que te dan objetos o hechizos y luego hacen que te tragues un cucharón de exposición para luego no aparecer más en el juego. Pero también hay un elemento que diferencia a los personajes de Disney de los de Final Fantasy. Los mundos, mundos que los personajes de Final Fantasy no tienen.

Si bien es cierto que los personajes de Final Fantasy provienen de Bastión Hueco/Vergel Radiante, este mundo no cuenta porque no es un mundo enteramente suyo. No se desarrolla la trama de los personajes de Final Fantasy, sino la trama de los personajes de “Kingdom Hearts”. En el primer Kingdom Hearts, Bastión Hueco era el lugar en el que se producían los mayores giros de guión del juego, donde la trama empezaba a tener un “sentido” y se empezarían a desarrollar futuras subtramas. En Kingdom Hearts II servía para presentar al resto de la Organización XIII al principio del juego y para soltar al jugador otro giro de guión en la segunda vuelta. Y en Kingdom Hearts: Birth by Sleep era el lugar donde cada personaje se enfrentaba a un conflicto emocional. Pero en ninguno de esos momentos se hace hincapié en los personajes propios de Final Fantasy. De hecho, sólo aparece un personaje de Final Fantasy en Birth by Sleep.

Un remedio más que plausible hubiese sido darles su propio mundo. Midgar, por ejemplo, hubiera encajado muy bien en el primer Kingdom Hearts. Se podrían haber presentado mejor a los personajes de Final Fantasy y desarrollar el tema de la oscuridad y su funcionamiento. Pero en lugar de todo eso tenemos al tan querido por todos Winnie the Pooh, con sus minijuegos absolutamente imprescindibles para la narrativa del título y de ninguna manera tediosos.

La amistad no lo es todo

Han pasado por completo de los personajes de Disney y han pasado todavía más de los personajes de Final Fantasy. Así que ese tiempo que no han dedicado a que mostremos una pequeña pizca de interés por dichos personajes lo habrán dedicado a los personajes propios de la saga o a los que tienen, aunque sea, un mínimo que ver en la trama principal, ¿verdad? Pues bueno… Un poco…

Si bien es cierto que algunos personajes destacan un poco sobre el montón de maniquíes que son los demás personajes, presentan una misma disonancia respecto al que es uno de los temas que más bombo da el juego: la amistad.

 A lo largo de la saga hay varios grupos de amigos que suelen tener escrito “amistad” por todo el cuerpo. Pero la mayoría de las veces el juego tan solo presenta su relación de amistad y te dicen que son amigos de por vida para después no desarrollar esa amistad otra vez. El primer Kingdom Hearts te dice que Sora, Riku y Kairi son “super-duper best friends” durante una hora de juego y hasta que no le partes la cara a Riku en Bastión Hueco no vuelven a tener una conversación normal entre amigos. Para que luego no vuelvan a hablar más de dos minutos hasta el final de Kingdom Hearts 2. Aunque aquí se les puede perdonar un poco porque al final del mismo Sora y Riku mantienen una conversación de porqué son tan buenos amigüis y de que se quieren mucho. Algo que se debería haber hecho en el principio de la saga.

Amigos que se olvidan

Con el grupo de coleguis del BBS pasa algo similar. Te sueltan que son colegas y que tienen una meta común, que es ser maestros de la llave espada, y cada vez que se encuentran lo único que Terra y Aqua le dicen a Ventus es que se vuelva a casa, a lo cual Ventus responde con una rabieta y largándose al siguiente mundo. Una relación de amistad sin duda muy bien llevada. A su vez Aqua no para de decirle a Terra que deje de usar la darkness de muy mala manera, haciendo sentir a Terra como un monstruo, tal y como haría cualquier buen amigo.

Quizás las mejores relaciones de amistad sean las de la pandilla de Villa Crepúsculo y la de los chavales de la Organización XIII, pues son las que más tiempo da el juego para desarrollarse. Pero al final no tienen ningún valor real porque el juego se las apaña para destruirlas de una u otra forma. Así que al final, ¿para qué han servido las veinte horas de historia del Days y las dos primeras horas del Kingdom Hearts II si luego esos personajes no van a recordar su amistad o van a matarse entre sí?De todas formas, todo lo anteriormente mencionado es un simple grano de arena de la enorme playa de errores que tiene Kingdom Hearts. Quizás aún haya esperanza. Quizás, aunque sea un poquito, en Kingdom Hearts III podamos ver algo más de los personajes que nos llevan acompañando durante estos casi diecisiete largos años y saber qué es lo que piensan o conocer sus temores más profundos. Pero según parece esta esperanza será destruida y enviada al Reino de la Oscuridad.

 
Funko – Pop.Color Kingdom Hearts 3 Color Sora,, 34052 

Funko – Pop.Color Kingdom Hearts 3 Color Sora,, 34052 

EUR 10,70€

Precio original: €

Artículo por: Hyerus

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.


Si quieres colaborar con Voltio, mándanos un e-mail a colaboraciones@voltio.com y cuéntanos un poco sobre ti.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.