El anuncio de Metro Exodus fue celebrado por todos los fans de la saga. En el E3 de 2017, Deep Silver y 4A Games crearon grandes expectativas sobre la tercera entrega de esta saga. Sin embargo, a pocos días de su lanzamiento, la polémica ha salpicado a este título por el cambio de plataforma. Como todos ya sabréis, a 15 días de su lanzamiento, el publisher decidió lanzar el juego con exclusividad durante el primer año en la Epic Games Store. Dejando la poca elegancia de este movimiento a parte, creo que este cambio ha afectado al producto final que ha salido a la venta.

Quitando la polémica y la ingente cantidad de bugs que el juego tiene (al parecer solamente en la Epic Games Store), Metro Exodus tiene otros muchos problemas de los que ahora hablaremos. Aunque es entretenido, el cambio a una suerte de mundo abierto no le ha sentado tan bien como pudiera parecer. En mi opinión, es el peor juego de la saga y el que tiene menos importancia para el universo de la misma.

Sin más, vamos a ver que nos ofrece la tercera entrega de la saga Metro.

Última estación del metro

La historia continua tras los acontecimientos de Metro Last Light (teniendo en cuenta que el final canon es el bueno). Artyom, nuestro querido protagonista, ha estado teniendo unos sueños muy extraños. Continuamente sueña que hay gente fuera del metro que ha conseguido empezar a vivir en la superficie. Acompañado de Anna y sin que nadie más lo sepa, Artyom emprende una serie de expediciones a la superficie para intentar contactar con más gente. Ninguna tiene éxito pero, al final, se ven envueltos en una trama mucho más grande que ellos.

Metro Exodus

El coronel Miller cree que la guerra que llevó al mundo al apocalipsis aún continua. Fuera de Moscú hay gente viva y su nuevo objetivo es ponerse en contacto con el ministro de defensa. Evidentemente, todo sale mal y Artyom, Anna, Miller y su pelotón tendrán que luchar para sobrevivir. Así pues, tras el incidente en el D6, los habitantes del metro de Moscú abandonarán los túneles y emprenderán la búsqueda de un nuevo lugar para vivir.

Y hasta aquí llega la historia. Todo lo que envuelve a Artyom y su relación con los oscuros se pierde y no hay ni rastro de estos seres. Sin embargo, al llegar a la segunda mitad del juego, se volverá a centrar en la historia y dejará de lado el mundo abierto. El final del juego es muy interesante y pasan cosas más importantes para la historia. Como ya es costumbre en la saga, dependiendo del karma que tengamos, veremos un final u otro. Sin duda, lo que más me ha gustado del juego.

Artyom “el manitas”

Metro Exodus mantiene completamente la esencia de la saga pero cambiando algunos detalles sin modificar los fundamentos. Seguiremos con un shooter en primera persona en un mundo post apocalíptico y con unas armas muy particulares. Además, mantendremos los botiquines, la máscara de gas y los filtros, la linterna con el cargador y el mechero eterno. Sin embargo, ha habido otros muchos cambios.

Metro Exodus

Ya no estaremos en el metro, así que no quedan vendedores ni comerciantes. Así pues, las balas especiales del ejército (moneda de cambio en las anteriores entregas) ha desaparecido. En este nuevo Metro, Artyom llevará una mochila taller a sus espaldas que le permitirá crear y modificar su equipo. Además, podrá utilizar las mesas de trabajo para crear cosas más complejas. Con metales y químicos podremos crear todo lo que necesitemos así como limpiar nuestras armas. Botiquines, filtros, balas, granadas, armas arrojadizas y mucho más. También podremos modificar nuestras armas pero únicamente con las piezas que encontremos en el armamento enemigo. No se podrán crear ni comprar accesorios.

Siempre partiremos de un armazón básico y podremos utilizar una serie de piezas compatibles en cada parte del arma. Y, sin duda, es una de las cosas más interesantes del juego. Podremos llevar dos armas modificadas como queramos y tendremos un tercer hueco para un par de armas especiales. El tema de las piezas nos da un motivo muy bueno para visitar campamentos de bandidos e intentar hacernos con sus armas. También podremos modificar levemente el equipo de Artyom. Hay diferentes modelos de cascos, chalecos y accesorios para el reloj que podremos cambiar para obtener unos pequeños beneficios pasivos. De nuevo, los diferentes modelos estarán ocultos por todo el mundo.

Metro Exodus

Por lo demás, el juego sigue siendo muy parecido a los anteriores. Podremos aprovechar el sigilo para abordar diferentes situaciones, tanto nosotros como los enemigos moriremos muy rápido y las armas con mira y silenciador siguen siendo muy poderosas.

Un mundo no tan abierto

El gran cambio de Metro Exodus es que ha pasado de ser un juego lineal a una especie de pseudo mundo abierto. La verdad es que no se puede catalogar al juego como mundo abierto al uso porque solamente tendremos dos mapas un poco abiertos en los que hacer cosas y explorar. Desde una posición elevada, podremos marcar puntos de interés por toda la zona (a modo de las famosas atalayas que todos conocemos). Pero, realmente, no son objetivos ni misiones, son zonas en las que podremos encontrar recursos, armas, bandidos o nidos de monstruos. Pero no hay una historia detrás. Ninguna misión nos mandará a esos sitios. Simplemente son lugares que podemos explorar.

Además, hay que tener en cuenta que nos encontramos en un mundo hostil y despiadado y vamos a tener esa sensación continuamente. Cada pocos pasos nos encontraremos con alguna criatura que intentará matarnos. Desde ratas mutantes hasta murciélagos gigantes. Lo malo es que acabar con estas criaturas no tendrá ninguna recompensa. Si matamos un bandido, lo más probable es que muera de un tiro en la cabeza y que podamos recoger todas sus balas y armas, así que el balance será positivo. Sin embargo, para matar monstruos, gastaremos muchas más balas y, literalmente, no obtendremos nada a cambio.

Cabe destacar que la inteligencia artificial de los enemigos deja mucho que desear. Los monstruos están bien programados pero los humanos no se enteran de nada la mitad de las veces. Puedes pasar por delante de ellos y sospecharán que una rata enorme acaba de disparar a sus compañeros o que un viento huracanado ha conseguido apagar todas las luces.

Metro Exodus

Fuera de las estaciones

Gráficamente el juego es realmente bonito. Algunas texturas dejan un poco que desear de cerca, pero en lineas generales es impresionante. Especialmente la iluminación y los fluidos. Al menos en la versión de PC y con las opciones de Nvidia activadas, las fuentes de luz son completamente alucinantes. El juego funciona bien y no he notado bajadas de FPS salvo en dos o tres ocasiones y, si nos paramos a ver escenarios o zonas como si fuesen fotos, encontraremos vistas preciosas.

La música de metro nunca ha sido uno de sus fuertes y en Metro Exodus tampoco encontraremos ninguna pieza que merezca la pena recordar. Sin embargo, los efectos de sonido de las armas y balas están muy logrados. Pese a ello, otros efectos dejan mucho que desear. Los golpes, puñetazos y algunos otros efectos de combate son muy flojos. Es verdad que en las anteriores entregas era demasiado exagerado pero en esta ocasión falta contundencia.

Se termino el éxodo

Tengo que reconocer que esperaba que Metro Exodus estuviese más pulido y tuviese una historia un poco más interesante. El juego es muy corto y solamente hay dos momentos en todo el juego importantes para el desarrollo de la historia y el universo. Cuando el juego deja los mapas de mundo abierto y se centra en el metro, vuelve a ser un Metro muy similar a lo que ya conocíamos.

Siento decir que la cantidad de fallos y bugs que he encontrado han estropeado mucho la experiencia de juego. Tablones flotando en el aire, escaleras que están programadas como rampas y por las que te resbalas, pantallas de carga enormes que se quedan en negro, crasheos y mucho más. Parece mentira que un juego que entró en fase gold en diciembre haya salido con una cantidad de problemas tan grande. Es una verdadera lástima.

Metro Exodus

¿Merece la pena Metro Exodus? Siento no poder recomendar este juego y menos por el precio que tiene de salida. Al menos no hasta que no corrijan los problemas o salga en Steam. Sin llegar a ser una joya, siempre me han gustado mucho los juegos de esta saga. Los anteriores tenían una serie de detalles y estaban mucho más cuidados y Metro Exodus se ha centrado en ofrecer un shooter sin mucha historia y alargarlo con un triste mundo abierto.

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.


Redactor

El día que nací ningún bosque susurró mi nombre, pero quizá algún día oigáis hablar de mí. Me gustan los videojuegos que te cuentan una historia mientras la vives.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.