Outlaw Tales, algo así como “Cuentos de Forajidos” en español, es un nuevo juego para móviles que está siendo desarrollado por SandFish Games. Este joven estudio valenciano nace en 2016, fruto de las buenas sensaciones vividas por sus fundadores participando juntos en eventos de programación. El hecho de obtener algunos galardones les animó a ir un paso más allá y profesionalizarse.

Tras convertirnos en deidades o en intrépidos piratas con sus títulos anteriores, esta vez desde SandFish nos proponen un viaje al Salvaje Oeste. Una tierra llena de peligros y de oportunidades por igual, en la que sobrevivir no es fácil.

Las bases de Outlaw Tales

A la hora de pensar en juegos para móvil, uno de los géneros populares es el llamado endless runner. Popularizado por títulos como Temple Run o Subway Surfers, a veces aprovechan el tirón de franquicias, como en el caso de Minion Rush. Incluso Nintendo se ha apuntado a esta tendencia, a su manera, para la primera incursión en móviles del icónico Mario.

Así pues, en Outlaw Tales montamos en nuestro caballo y empezamos a avanzar automáticamente por el escenario, a ver hasta dónde llegamos. Pero además, en SandFish han querido incorporar a este planteamiento mecánicas de microgestión o toma de decisiones.

Outlaw Tales

Buen día para cabalgar por Oeste.

Vamos a contar con cuatro recursos básicos: munición, bebida, comida y dinero. Además, hay que tener en cuenta que el alimento y el líquido se van consumiendo, y bajan solos poco a poco. Ningún vaquero puede sobrevivir sin cualquiera de ellos, así que habrá que administrarlos con cuidado. Si se nos agota algún recurso será el fin de la partida.

A medida que cabalgamos por desiertos, cañones y pueblos sin ley, surgirán distintos eventos. Tendremos que escoger una entre tres posibles soluciones. De forma un poco similar a Reigns, cada elección afectará a nuestros recursos. Puede que ayudar a un conductor de carromato en apuros nos recompense con agua y comida. En cambio, atracarle nos hará gastar balas pero incrementará nuestro oro.

Muchas de estas opciones están marcadas por el humor. Podemos encontrarnos a Papá Noel, romper la cuarta pared pidiéndole ayuda al desarrollador del juego o invertir en una prometedora empresa llamada SandFish Games. Pero mucho ojo, porque algunas decisiones pueden hacer que acabemos en una fría fosa, terminando en un instante nuestro viaje.

Bandoleros o justicieros

Algo que no puede faltar en cualquier aventura del Oeste, y por supuesto tampoco en Outlaw Tales, son los tiroteos. Este juego es multijugador, y por el camino podremos cruzarnos con otros forasteros. Esto iniciará un duelo entre pistoleros, donde ser el más rápido desenfundando será crucial. Quién pierda, tendrá que empezar su viaje desde cero.

Outlaw Tales

¡Prepárate para morder el polvo, vaquero!

Esto le añade un factor de competitividad al asunto. Tras cada partida veremos la tabla de puntuaciones, comparando nuestra trayectoria con la de los vaqueros más famosos. Os aseguro que llegado a cierto punto, no resulta nada fácil hacerse con el primer puesto.

En el último parche, hubo también una incorporación importante a Outlaw Tales: el sistema de honor. Cumplir con una buena conducta en nuestras decisiones nos aumentará dicho honor. Ser despiadados criminales y aprovecharse del prójimo, como es lógico, nos lo restará.

Se puede jugar intentando hacerse una buena reputación, o siendo el forajido más temido. También tratando de equilibrar ambas, compensando con buenos actos alguna que otra “travesura” aquí y allá. Pero hay que tener cuidado: si tenemos honor en negativo, cada vez tendremos más posibilidades de cruzarnos con un sheriff que intente abatirnos en un duelo.

El análisis de Outlaw Tales

A la hora de analizar este juego, hay que tener en cuenta que hemos probado su fase beta. Aunque se espera el lanzamiento pronto, aún pueden cambiar muchas cosas.

Outlaw Tales

Estas decisiones te pueden meter en más de un lío.

En este momento, el juego ofrece unos gráficos de estilo low-poly que, personalmente, no me desagradan. La música que escuchamos durante nuestros trayectos suena genial y tiene la ambientación adecuada para una aventura en el Oeste. Se puede hacer un poco repetitiva a largo plazo, pero los desarrolladores ya nos han confirmado que planean añadir más música a la versión final para que se puedan ir alternando diferentes temas.

Otro de los aspectos importantes, en el mercado móvil de los juegos gratuitos, es cómo se planea rentabilizar la aplicación. Desde SandFish Games nos confirman que no tienen en mente un modelo de monetización agresiva. La idea es ofrecer micropagos a cambio de diferentes skins y efectos cosméticos, nunca hacer que en Outlaw Tales sea necesario pagar para ganar. También habrá la opción de ver publicidad, pero siempre a cambio de obtener en compensación un beneficio en el juego.

Ya por último, la jugabilidad es muy importante. Desde la primera versión del juego que he podido probar, ya se han corregido varios defectillos y errores. Y se siguen puliendo cosas, como retocar el sistema de duelos, para que Outlaw Tales sea más divertido y deje mejores sensaciones.

Outlaw Tales

¡Llegamos a estar de primeros! Aunque por poco tiempo.

Así pues, seguimos con ganas de ver cómo evoluciona este título. Siempre nos gusta apoyar el desarrollo español. Esperamos que el juego de SandFish Games tenga éxito y mucha gente se anime a probarlo, ya que es gratis.

 

 
Red Dead Redemption 2 (PS4)

Red Dead Redemption 2 (PS4)

-30% de descuento

EUR 48,90€

Precio original: EUR 69,99€

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.


Redactor

Dándole a los videojuegos desde que venían en casetes. Mi mascota se llama Zelda y podría salvar Hyrule sin Link. Padre de un frikillo de segunda generación.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.