Cuando era un niño, tenía (como muchos) una Playstation y pocos juegos. Me regalaban alguno por mi cumpleaños y por las navidades. Últimamente, algunos de estos juegos están volviendo en forma de remasterización o remake y los tres primeros títulos de Spyro son un ejemplo de lo que estoy contando.

De pequeño adoraba a este dragoncito. Completé los tres juegos al 100% varias veces hasta que terminé sabiéndome de memoria cada coleccionable. Tenía muchísimas ganas de que saliese esta remasterización y una parte de mí la adora, pero tengo que admitir que me he dado un poco contra la realidad. Especialmente con el primer título, Spyro the Dragon. La razón es simple: este juego es muy antiguo.

Aunque no lo parezca, la industria ha aprendido mucho

Hoy en día, los consumidores acusan mucho a la industria de que hace las cosas peor que antes. Alegan que trabajan con menos corazón o magia, y en parte es verdad, pero también nos ciega la nostalgia. Se nota en el diseño de niveles, en la capacidad tecnológica y económica que tenían las desarrolladoras por esos tiempos. Así mismo, se hace palpable la experiencia la empresa a la hora de crear videojuegos. Spyro the Dragon es uno de esos productos al que se le notan las limitaciones.

Primero quiero recalcar que el juego no es malo, simplemente está anticuado. Tiene unos diseños maravillosos, unos mundos y niveles bastante originales y se nota que le pusieron cariño. Pero a la hora de hacer según qué saltos, de observar el mapa de los niveles (increíblemente pequeños), los jefes (todos con prácticamente la misma mecánica y dificultad)… Señor, tengo que admitir que recordaba mucho mejor todo.

¿Qué han hecho bien al remasterizar el juego? Pues creo que todo. Al ser lo que es, no han cambiado las puras mecánicas del juego, no lo han vuelto a hacer, sencillamente han mejorado los gráficos y han rediseñado muchos modelos, en especial los dragones. Los dragones son absolutamente maravillosos, tienen diseños originales que transmiten la temática de cada mundo. Como ejemplo tonto, tenemos que en el mundo artesanos, todos son artistas. Hasta los que simplemente te dicen: “Gracias por rescatarme” tienen buenos diseños. Gráficamente, Spyro Reignited Trilogy es una maravilla, es precioso. Eso sí, el blur es atroz y me encantaría que hubiese una opción para quitarlo.

Spyro Reignited Trilogy

Quiero recalcar que terminé Spyro the Dragon el primer día de salida y al 120%. Creo que es un juego que ya no da más de sí, es un producto que se ha convertido en una reliquia para las nuevas generaciones; lo cual no tiene nada de malo, pero sí que se queda muy por detrás de Spyro, Ripto’s Rage y Spyro, Year of the Dragon. Todo esto se nota hasta en el hecho de tener que volver a según qué mundos porque no tienes la habilidad necesaria para hacer la misión que te dan en el mismo (cosa que sucede en el segundo título). Bueno, es que realmente no hay misiones en el primer título, ni NPCs salvo los señores que te llevan de mundo a mundo en sus globos. Estás solo en el mundo rescatando dragones, rescatando huevos de ladrones momia que odio y recolectando gemas.

Apagad esa música

Ay señor, no recordaba que la música fuese tan… mediocre, tan machacona, tan poco inspirada. Soy una persona que no tiene ni idea de composición ni de teoría musical, pero siento que esto no está bien hecho. Las melodías son repetitivas y bastante simples, muchas veces no pegan con el mundo en cuestión y se clavan en tu cabeza hasta crearte un dolor insoportable. Juro que esto no es exageración, me causaba dolor de cabeza de pequeño y me lo causa ahora.

Hay títulos que tienen bandas sonoras inolvidables, que puedes ponerte un día en casa mientras haces cualquier otra cosa y disfrutar como un enano. Spyro no es uno de esos títulos. Ninguno de los tres en mi opinión. La música, es cierto, fue mejorando a medida que pasaban los juegos principales, pero me ha taladrado tanto que me veo en la necesidad moral de hacer una sección en este análisis solo para ese punto.

Como detalle, han dejado que pongas tanto la versión de la remasterización como la original. Personalmente, he ido cambiando para ver la diferencia y siempre he acabado bajando todo lo que he podido el volumen de la misma para ponerme otra cosa. Lo siento para el que le guste.

Spyro Reignited Trilogy

Las segundas partes algunas veces son buenas

Tras mi experiencia con el primer título, un pelín agridulce, llegamos al segundo (y tercero). Aquí todo empezó a cambiar. Los mundos son algo más grandes, con NPCs que nos cuentan qué ha pasado en el nivel. Cada zona tiene una historia que no termina en la escena de introducción y un antagonista que va mostrándose esporádicamente. A ver, no es que tenga una profundidad asombrosa (no es su intención), pero hay detalles que se notan mucho. Al planear con Spyro, podemos dar un pequeño saltito en el aire al final para que los saltos no sean tan justos. Hay power-ups que se activan cuando has derrotado a una cantidad de enemigos que te permiten llegar a nuevas recompensas, encontraremos minijuegos en según qué mundos…

Creo que estos dos juegos no se han quedado tan atrás. Siguen siendo divertidos, adictivos, muy originales en cuanto al diseño y para toda la familia. A esto le sumamos, como ya he recalcado bastante, la excelente calidad artística implementada y te queda un producto redondo para todo amante de los plataformas y recolección. Considero que tanto alguien que jamás haya jugado a Spyro como un veterano puede disfrutar de la remasterización.

Avanzar a través de los mundos

Spyro tiene una fórmula curiosa por la cuál presenta sus niveles: tenemos un mundo principal que sirve de “casa”, y en el que encontraremos portales que nos llevan a los distintos niveles. Una vez completas los niveles, peleas contra un jefe y hala, al siguiente mundo. La cuestión es que estos niveles no tienen relación entre sí prácticamente, no comparten una temática común. Son originales y graciosos, pero son como “pegotes”, no tiene una conexión.

Para hacer una comparación con otro “rival” de la época: en Crash Bandicoot se sentía como ibas avanzando por islas. Había una temática, una relación entre sí. Con esto se vuelve a notar la “falta de experiencia” a la hora de diseñar de esos años, pero tampoco es algo que te chafe la diversión.

Te echaba de menos, viejo amigo

Creo que me estoy haciendo mayor. Spyro ha supuesto mucho para mí. Fue mi día a día durante mucho tiempo y devoraba cada nivel. Me alegra demasiado decir que Spyro Reignited Trilogy ha vuelto a conseguir que me sienta un chaval. Igual que cuando que tenía la merienda al lado y pasaba de hacer los deberes por volar un poco con este dragón morado.

Spyro Reignited Trilogy

Mirad, el juego es lo que es, tiene sus fallos y virtudes, pero de verdad creo que lo han mejorado. Han hecho que cada localización se sienta mucho más hermosa, se sienta más mágica que antes. Spyro es un producto que no creo que sea para todo el mundo. Es simple, tiene problemillas con la cámara y algunos saltos, y, al final del día, está hecho para que recojas coleccionables. Pero no por ello es menos que ningún otro juego del mercado.

En definitiva, Spyro Reignited Trilogy me parece el mejor modo de disfrutar de esta saga. El apartado artístico es espectacular. No me parece que hayan hecho nada que desentone con los títulos originales y la jugabilidad es extremadamente similar a cómo lo era en su época. Si queréis echarle un vistazo no creo que os arrepintáis.

Artículo por: Borja Suárez
Al final, al ayudante del cazador le toca solucionar todos los jaleos.

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.


Si quieres colaborar con Voltio, mándanos un e-mail a colaboraciones@voltio.com y cuéntanos un poco sobre ti.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.