Tales of es una de las sagas más veteranas de la historia de los RPG. Además, algunos de sus títulos entran dentro del top de mejores juegos del género. Personalmente, mis videojuegos de favoritos de esta saga son Tales of Symphonia y Tales of Berseria. Tenía muchas esperanzas en la remasterización de Tales of Vesperia pero siento decir que me he encontrado con un título bastante básico.

Todo el mundo lo alaba como uno de los mejores de la saga y de verdad que no lo entiendo. La historia no arranca realmente hasta que no han pasado 30 horas. Los personajes evolucionan poco o nada y cuando lo hacen es de forma abrupta y no paran de alagar la trama de forma un poco forzada. Quizá haber jugado la historia de Velvet ha puesto el listón muy alto pero yo no he visto esa calidad extrema de la que todo el mundo habla.

Tales of Vesperia es un buen juego, sin más. Cumple en todos los apartados pero no destaca en ninguno. Además, sufre el mismo problema que Final Fantasy XV: es recomendable ver una película titulada Tales of Vesperia: The First Strike para entender mejor la trama y conocer a los personajes.

Las crónicas de un antihéroe

Toda la historia gira al rededor de Yuri Lowell. La trama tarda demasiadas horas en arrancar y cuando lo hace no es que sea especialmente interesante. Los conflictos se van sucediendo para interrumpir el desarrollo del juego y llegado a cierto momento se descubre toda la trama oculta.

El mundo está dividido en dos facciones principales. Por un lado, tenemos al Imperio y sus aliados y por otro a los Gremios. Ambas facciones son opuestas y tienen distintas formas de ver las cosas. Además, el mundo se basa en unos artefactos conocidos como blastias para funcionar. Las blastias permiten crear barreras para los monstruos, combatir e incluso llevar agua a diferentes zonas de las ciudades.

Nuestra historia comenzará cuando un desconocido robe la blastia aque del distrito en el que vive nuestro protagonista. Tras seguir al ladrón, acabará envuelto en una aventura que cambiará el mundo y a él mismo para siempre.

Como ya he comentado, el desarrollo tiene varios problemas importantes. Por un lado, esta el tema del dinamismo a la hora de relatar la historia. Cada vez que parezca que va a suceder algo importante; aparece un deus ex machina que interrumpe el momento. Además, el juego está lleno de conversaciones bastante vacías e insustanciales que revelan poco o nada de los personajes. Sea como fuere, y como buen RPG, nuestro destino será terminar salvando el mundo de un mal oculto mucho más grande que nosotros.

Unidos por las blastias

En Tales of Vesperia tendremos un grupo bastante numeroso. Aunque algunos personajes solamente pasarán por el grupo a ratos, llegaremos a tener disponibles hasta a nueve integrantes para formar un grupo de cuatro.

Cada uno tendrá su pequeña trama y sus motivos para unirse a este pequeño sainete de truhanes. Sin embargo, prácticamente ninguno destaca especialmente ni por su motivación ni por su desarrollo. Todos son carimáticos pero no tienen un gran trasfondo. Evidentemente el protagonista es de los más interesantes y, esta vez, nos presentan a un personaje lleno de grises. Yuri no es bueno, no es una buena persona y está dispuesto a hacer lo que haga falta para conseguir lo que piensa que es correcto.

Todos tienen un pasado interesante pero no se llega a indagar mucho en ninguna de sus tramas. La mejor relación es la que mantienen Yuri y Flint Scifo, su amigo de la infancia. Mientras nuestro protagonista decidió empezar a hacer las cosas a su manera y tomarse la justicia por su mano; Flint eligió unirse a los Caballeros Imperiales para cambiar las leyes desde dentro. Cada uno encarna un punto de vista en una dicotomía sobre la forma de proceder y la moral. También encontraremos cambios importantes e interesantes en Rita Mordio, Karol Capel y en Patty Fleur (un personaje nuevo de esta edición). Sin embargo, los cambios serán bastante bruscos y repentinos.

El combate de siempre

El combate sigue siendo el que ya todos conocemos en esta longeva saga. Enfrentamientos en un escenario en tiempo real contra varios enemigos. Podremos utilizar bloqueos, saltos, ataques básicos y distintos tipos de artes. Cada personaje tiene un rol un poco distinto aunque básicamente tendremos atacantes cuerpo a cuerpo, a distancia y magos negros y blancos.

El equipo nos permitirá aprender nuevas habilidades pasivas y a medida que luchemos, podremos aprender nuevas artes. Con un sistema muy similar al de Final Fantasy IX, nuestros personajes usarán sus armas para adquirir habilidades. Tener el arma equipada nos otorgará directamente la pasiva, pero si la llevamos equipada durante un tiempo terminaremos adquiriéndola para siempre. Una vez cambiemos de arma, tendremos que invertir una serie de puntos que conseguiremos al subir de nivel para mantener activo el beneficio.

Por lo demás, el combate es bastante básico y no tiene demasiada enjundia. Algunos jefes tienen mecánicas especiales en el escenario que podremos utilizar para derrotar más fácilmente a los jefes. Por lo demás, el juego no es demasiado complicado aunque nos tocará farmear si jugamos en las dificultades más altas.

La IA de los personajes del grupo es realmente lamentable. Aunque esto no afecta a una gran parte de los combates, será un verdadero impedimento para luchar contra un par de jefes. Además de no esquivar ni uno de sus ataques, he llegado a ver como la maga se estampaba contra un elemento del escenario y se quedaba corriendo ahí sin más.

También podremos configurar la posición de los personajes, su uso de habilidades, la forma de luchar e incluso el uso de objetos.

La nueva Terca Lumireis

Gráficamente el juego cumple y conserva el estilo de la saga. La remasterización es muy similar a la de Tales of Symphonia. Notaremos una especial mejora en las habilidades de los combates y en las cinemáticas. Sin embargo, algunas texturas y las caras de los personajes dejan mucho que desear. El juego funciona a 1080p y 60 fps sin problema durante todo su recorrido. Además, se han añadido nuevas escenas y la historia se ha alargado un poco. También han optado por rediseñar algunas mazmorras y añadir nuevas localizaciones a explorar.

La banda sonora tiene piezas bastante épicas y en un par de momentos consigue completar el momento de maravilla. Aunque, por lo general, no destaca especialmente. El juego está completamente doblado en ingles y japonés y podremos disfrutar de subtítulos en español.

Vivir un cuento

Todo el mundo habla de este juego como uno de los mejores de la saga y siento no estar de acuerdo. Igual no he sabido ver la grandeza o el simbolismo detrás de la historia y los personajes de Tales of Vesperia, pero no puedo decir que lo considere de los mejores. Simplemente es un juego que cumple con el mínimo en todos los aspectos.

Tales of Vesperia

Esta entrega plantea demasiadas preguntas y tarda mucho empezar a responderlas. Algunas de ellas ni llega a hacerlo y muchas cosas sobre los personajes quedan abiertas. Durante toda la aventura estaremos intrigados sobre el funcionamiento del mundo y las blastias. Además, el juego carece de un gran villano carismático al que conseguir odiar. Encontraremos hasta tres malos y ninguno de ellos tiene el más mínimo punto de carisma. Dos de ellos aparecen de forma abrupta y no da tiempo ni a odiarlos prácticamente.

Tales of Vesperia no es un mal juego. Se hace un poco pesado a veces pero no puedo decir que me haya disgustado; pero tampoco que me haya gustado especialmente. Quizá hemos vivido demasiadas historias ya y vemos venir las tramas y los cambios de argumento desde lejos. Evidentemente, cada vez es más difícil sorprendernos, y no podemos olvidar que se trata de una remasterización de un juego de hace años. Sin embargo, creo que el juego tiene algunas taras importantes.

Una época no tan dorada para los RPG

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.


Redactor

El día que nací ningún bosque susurró mi nombre, pero quizá algún día oigáis hablar de mí. Me gustan los videojuegos que te cuentan una historia mientras la vives.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.