Task Force Kampas es el segundo juego oficial desarrollado por Casiopea, un estudio español ubicado en Zaragoza. Este estudio, conformado por tan solo 4 personas, comienza su carrera en el desarrollo de videojuegos en el My First Game Jam 2017 con un pequeño juego de acción llamado Actpohob 4 que lograron desarrollar en solo 3 días.

Sin embargo, no fue hasta febrero de 2018 que Task Force Kampas nació como un pequeño proyecto de media tarde, creado con los clásicos Shoot ‘Em Up japoneses en mente. La idea gustó tanto, que el equipo se dedicó a desarrollar más el juego, añadiendo su toque personal al mítico género de disparos en vertical.

Es entonces que, el pasado 22 de febrero, sale a la venta Task Force Kampas en itch.io. El resultado de un largo año de desarrollo sobre una idea apasionada.

Simple y al vuelo

Task Force Kampas (TFK de ahora en adelante) va directo al grano, lo único que te presenta el juego antes de lanzarte a la acción es una advertencia para epilépticos y como jugar al mismo. La historia es tan simple como se podría esperar, eres un forajido que se encuentra en el peor lugar durante el peor momento posible y debes defenderte de la invasión maligna para salvar al universo y a tus seres queridos.

Al iniciar una partida, podemos escoger entre tres de cinco personajes que tiene el juego. Los otros dos deben desbloquearse (aunque no es una tarea complicada). Cada personaje tiene una característica que le distingue del resto, ya sea tener un disparo adicional como Midori o más vida como Federation. Sin embargo, no son ventajas muy marcadas y el juego es fácilmente terminable con todos los personajes. Digo esto, aunque el playstyle de Cocoking provoque que me quiera arrojar del tejado.

Federation

Federation o “La Yaya” en la selección de personajes.

Además de esto, el juego cuenta con varias dificultades, diseñadas para poner a prueba a los fans más habilidosos del género (Yo no, claramente) y distintos filtros desbloqueables diseñados para añadir algo de sabor a la experiencia. Aunque nunca llegue a ver la afamada Cocovision, desbloqueable por medio de la victoria con el infame Cocoking.

Increible Pixelart y amor al synthwave

Lo que más destaca del juego por diferencia es el apartado artístico y sonoro. El diseño de enemigos, su movimiento y los jefes es maravilloso, no puedo evitar derretirme con un buen pixelart y es el punto más fuerte de TFK. Pero no es solo eso, ingala, el encargado de la música, ha hecho un trabajo excelente con el sountrack del juego, que si sois fans del Techno os encantará tanto como a mí.

Pero sin lugar a dudas, aunque se puedan evaluar individualmente estos aspectos, en conjunto toman mucha fuerza y dan una sensación de juego increíble. El fondo de la pantalla de juego tiene una animación que te da la sensación de viaje rápido, además de un efecto de sacudida cada vez que muere un enemigo. Estos detalles, en conjunto a la excelente animación y al ritmo de la música generan una sensación de juego muy satisfactoria.

Task Force Kampas

Es bastante bonito de ver en verdad.

Tiros frenéticos y esquivas de infarto

Ahora pasemos a hablar de las mecánicas principales del juego. En TFK cuentas con dos barras: una de vida y otra de poder de ataque. La barra de vida, como es de esperarse, refleja el daño que recibes y que puedes aguantar. Por otra parte, la barra de ataque es un mero representativo de la cantidad máxima de disparos que puedes realizar por segundo. Es con estas dos barras que TFK se monta un sistema de riesgo, castigo y recompensa bastante simple y efectivo.

Al recibir daño pierdes a la vez salud y poder de ataque. Mientras que el poder de ataque se recupera matando enemigos y haciendo daño a jefes, la vida se recupera al dejar de disparar. Esto presenta un sistema de riesgo y recompensa que se ve reflejado en las decisiones que tomes al jugar. Ya que al perder vida también pierdes daño, como jugador debes decidir cuál es tu prioridad, curarte o recuperar tu cadencia de disparo.

Task Force Kampas

Una cantidad decente de enemigos en TFK.

En mi caso, el recuperar el ataque siempre fue más importante que reparar la nave, debido a que durante los niveles normales la cantidad de enemigos en pantalla puede volverse abrumadora si no se mantiene bajo control. Por esto mismo, la idea esquivar para remontar salud y luego disparar es bastante ineficiente.

Escudos y Coco-codrilos

Además de esta relación entre el daño y la vida, en TFK hay otro par de mecánicas fundamentales durante el gameplay. Primero hablemos del escudo, que es la más relevante de las dos. Tras recibir daño, tu nave obtiene un escudo que le otorga los típicos frames de invulnerabilidad. Sin embargo, no podrás recuperar vida hasta que el escudo se agote (Algo obligatorio para evitar que se explote la mecánica). De igual manera, el escudo dura bastante tiempo, no lo suficiente como para abusar de él y matar a todo lo que se mueva, pero si lo necesario como para limpiar el exceso de enemigos o acomodarte al patrón de ataque del jefe de turno.

Por otra parte, tenemos a los cocos. Los cocos son pequeños cocodrilos amarillos que otorgan puntos si les salvas. En principio, no son algo que pareciera afectar mecánicamente al juego, pero no es todo. Tras recolectar cierta cantidad de cocos aparecerá uno que se enlazará a nuestra nave con una cuerda y nos ayudará durante el resto de la partida. No hace una cantidad espectacular de daño, pero es una ayuda bien recibida por hacer de buen samaritano. En conjunto, estas mecánicas suman para formar una experiencia de juego dinámica, que recompensa la toma rápida de decisiones y la toma de riesgos.

Task Force Kampas

El escudo en acción.

Niveles aleatorios y jefes molones

TFK es de esos juegos cuyos niveles tienen un factor de generación aleatorio. Esto es algo que está presente en la mayoría de shmups, antiguos y modernos. Sin embargo, en TFK puede presentar un problema.

Antes mencioné que los enemigos en TFK pueden amontonarse muy rápidamente. Recibir un golpe y reducir tu cadencia puede provocar que un momento tengas a cinco enemigos en pantalla y que en el otro tengas a 30. Claro, la mecánica del escudo juega a tu favor y te las apañas para sobrevivir, pero no quita que la velocidad con la que se aparecen distintos tipos de enemigos suela dispararse repentinamente. En lo personal, la desesperación que esto ocasiona me ha costado una que otra partida.

Por fortuna, los jefes son una historia completamente distinta. Los jefes son enemigos individuales, no del tipo que te lancen enemigos a la cara. Puedes enfocar toda tu atención al monstruo en pantalla y los tres son una pasada de combatir. De igual manera, la calidad de estos aumenta conforme llegan, el último es una maravilla de ver y combatir. Por desgracia, es con estos debo hacer especial hincapié en que lo más recomendable es jugar con mando. Esquivar los ataques de los jefes en teclado puede complicarse, aunque no es nada inasequible.

Task Force Kampas

El O.G.G.C.C. demostrando quien manda.

Por desgracia, las peleas de jefe tienen un problema y es que en estas no se puede pausar el juego. Desconozco si es deliberado, pero que la opción esté disponible siempre y desparezca con los jefes es un problema. Aunque posiblemente se trate de un error y se corrija pronto.

Comentarios finales

Como ya se ha dado a entender en este análisis, Task Force Kampas es un juego sumamente entretenido. Está diseñado para ser rápido, frenético y con una sensación de juego excelente. Hace un homenaje bastante acertado a los shmups del pasado y mete una pizca de adrenalina y beat moderno que sienta de maravilla. No me puedo cansar de hacer énfasis en lo bonito que es visualmente y lo buena que es su banda sonora. Por desgracia, es un juego corto, bastante corto si te planteas a solo pasártelo una vez. Por fortuna, TFK cuenta con varios desbloqueables y mucha rejugabilidad con sus distintos niveles de dificultad y personajes a utilizar.

Pero además de esto, es bastante bueno para jugar en pequeños ratos de ocio, con partidas cortas pero intensas. Veo en mi futuro los reintentos de pasar una partida con el pesado de Cocoking durante los ratos de descanso del trabajo. No se salva de problemas técnicos, pues se experimentan bajones puntuales con cierto jefe y con abundancia de enemigos. Además de que con teclado es algo tosco. Sin embargo, es un juego pequeño que deja muy buen sabor de boca y fácil de retomar.

Task Force Kampas

El mejor combate del juego libre de spoilers.

Ojalá Task Force Kampas sea un éxito para Casiopea y que les impulse a seguir experimentando con distintos géneros. O incluso les anime a perfeccionar la fórmula que nos han presentado aquí en un juego más largo y complejo. Para ser lo que es, está bastante bien logrado y merecen su respectivo reconocimiento.

El juego está disponible en Itch.io y cuenta con un paquete con su increíble banda sonora. Si queréis apoyar a un estudio indie español que va comenzando no dudéis en pillar TFK. Vale 5 euros y ahora mismo se encuentra en descuento.

¡Dadle amor a Casiopea y patead un par de cocos a mi nombre!

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.


Criado por una Gamecube y un Xbox. Biotecnología será mi carrera, pero los videojuegos son mi pasión. Te amo, aunque tu no me ames a mi.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.