Aviso: este texto contiene spoilers sobre Breath of the Wild y la historia general de la serie Zelda. 

Una vez más nos metemos en harina con la última gran epopeya de Link. Anteriormente, analizamos el mundo como gran protagonista de esta entrega, y estudiamos la forma en la que disecciona las mazmorras. Pero esta vez quiero que hagamos un ejercicio de imaginación, y que intentemos tirar de los cabos sueltos que deja este juego. Porque quizás a través de ellos podamos vislumbrar qué nos deparará Hyrule la próxima vez que nos toque salvarlo. Y también porque de vez en cuando es divertido soltar todas las ideas locas que nos vengan a la cabeza.

Fundamentos de la compleja historia hyliana

Pero antes, conviene saber un poco cómo se estructura la línea temporal de la serie. Seguramente, si sois fans de la saga Zelda, ya conozcáis esta información. Proviene de un libro llamado Hyrule Historia, que Nintendo lanzó en 2011. Por primera vez, se daba información oficial acerca del orden temporal de los acomtecimientos en Hyrule. Con esto se quería organizar lo que hasta entonces era un montón de juegos que compartían el título Zelda.

Era además algo largamente demandado por el público que había crecido con los juegos. Tras alrededor de 25 años en el mercado, era ya necesario darle un poco de coherencia a la historia. El cosmos hyliano se define mejor: ya no es sólo un mapa que cambia según necesite el juego. Ahora se pueden incluir detalles, referencias a entregas de antaño o elementos con la idea de aprovecharlos en el futuro. Y así se crea un mundo vivo, que podemos ver en su esplendor o derruido según la época donde nos encontremos. Por ejemplo, el propio Breath of the Wild incluye numerosas referencias a un pasado lejano. Desde un Rancho Lon-Lon abandonado, hasta las ruinas del Templo del Tiempo o un Gran Puente que vio días mejores.

Las ruinas del Templo del Tiempo son una de las primeras cosas que vemos en Breath of the Wild

Las ruinas del Templo del Tiempo son una de las primeras cosas que vemos en Breath of the Wild

El comienzo de todo

Pero entonces, ¿vamos a ver siempre el mismo mundo, una y otra vez? No, porque lógicamente los desarrolladores necesitan hacer juegos distintos, que introduzcan cada uno pequeños cambios y novedades. Y además, porque cuentan actualmente con tres líneas temporales con las que trabajar. En su día, Skyward Sword apareció con la intención de convertirse en el inicio canónico de toda la saga. Y sí, se establece como principio de toda la cadena de acontecimientos que desembocará en la Leyenda que ya conocemos.

En mi opinión, lo hace de forma muy tramposa. Si me vas a situar en el origen de todo, no empieces contándome historias de hace eones. No me digas que muchos años antes hubo una batalla entre la Diosa y el Mal y blablablá. Eso ya lo hace cualquier otro Zelda: tú deberías hacerme vivir esos acontecimientos, no contármelos. Pero, sea marrullero o no, es lo que nos quedó como comienzo oficial, y a ello hay que atenerse.

Cuando el Tiempo se quebró en tres

Los años y los hechos fueron transcurriendo de forma natural durante algunos títulos más (Minish Cap, Four Swords). Pero llegó el momento que lo cambiaría todo para siempre: el de Ocarina of Time. Al usar el poder de viajar entre dos momentos cruciales para cambiar el destino de Hyrule, el propio Tiempo se fracturó. Empezó a fluir en tres direcciones diferentes, creando tres reflejos del mismo Reino, cada uno con su propio porvenir.

Fragmento de Hyrule Historia donde vemos la bifurcación en tres líneas temporales

Fragmento de Hyrule Historia donde vemos la bifurcación en tres líneas temporales

La primera línea es la más evidente: la Victoria del Héroe. Esta continúa los hechos a partir de que Link (adulto) derrota a Ganon tras reunir el poder de los Siete Sabios. La segunda vía está también bastante clara: el Héroe fracasa. Se pierde en el Tiempo, o es derrotado, o alguno de los Sabios muere antes de poder entregarle su Medallón. Pero hay una tercera opción: Link adulto derrota a Ganon… y decide volver atrás en el tiempo. Para intentar rehacer su vida y disfrutar de la niñez que le fue arrebatada.

La incógnita de Breath of the Wild

En cualquier momento podrían añadir más líneas temporales, o bifurcar una ya existente y fragmentar aún más la historia. Pero de momento, es lo que hay. Y esto nos lleva a una pregunta inevitable. ¿Dónde encaja Breath of the Wild en todo esto?

Desde que se vieron los primeros tráilers del juego, hubo muchas teorías al respecto. Había indicadores claros de que estábamos en la senda de la Victoria, que nos lleva directamente a Wind Waker. Pero también referencias inequívocas al Retorno a la niñez, que desemboca en Majora’s Mask y Twilight Princess. El hecho de tocar varias líneas y acontecimientos diferentes sembró la confusión entre los expertos en el lore hyliano.

Al final, los propios responsables de la saga han tenido que pronunciarse sobre el tema. Claro que tampoco se han mojado mucho, que digamos. Simplemente han aclarado que, del mismo modo que Skyward Sword es el primer Zelda y ocurre mucho antes que los demás, éste es el último. Tiene lugar unos 10.000 años después de los acontecimientos de cualquier otra entrega.

Empiezan las teorías plausibles

Desde que se estableció la famosa línea temporal se optó por las soluciones más fáciles. Cubrir el primer hueco, el “origen”, y luego el último, el “final”. Pero claro, hay muchos tramos vacíos que rellenar por el medio. El propio Breath of the Wild propone uno evidente. Se nos cuenta que el Link de hace 100 años ya era un Guerrero Elegido. El Custodio de la Espada Destructora del Mal. Se sobrentiende que para llegar a tal cargo, habría tenido que llevar a cabo unas cuantas hazañas antes. Pues oye, me gustaría vivir esas hazañas de primera mano.

Entiendo que quizás no sea material para sacar un juego completo. Además, como entrega suelta sería bastante atípica, al terminar forzosamente con la derrota del Héroe para dar pie a todo Breath of the Wild. Pero como DLC al menos estaría fantástico. Se podría quizás tener que recorrer las Bestias Divinas pero que éstas sean diferentes por dentro (es decir, nuevas mazmorras). O una fase en el Castillo de Hyrule, defendiéndolo de las hordas invasoras hasta que el propio Ganon aparece y se enfrenta a nosotros.

Hay otra pista importante de por dónde podrían discurrir los acontecimientos, relacionada con las líneas temporales. Hay elementos de al menos dos distintas en Breath of the Wild. ¿Significa esto que el Tiempo se ha enderazado? ¿Que sus flujos diferentes se han vuelto a encauzar en una única senda? De ser así, podríamos fácilmente tener el germen para el argumento de un juego. Quizás, en un momento dado, las tres dimensiones distintas de Hyrule empezaron a colapsar unas sobre otras por influencia de Ganon. La única solución para evitar un cataclismo sería reforjar la realidad en un solo plano de nuevo. Y Link tendría que viajar entre las tres facetas del Reino para unificarlo y salvarlo.

Entramos en el campo de las teorías locas

Hay muchos fan-arts impresionantes sobre el concepto de un Zelda futurista

Hay muchos fan-arts impresionantes sobre el concepto de un Zelda futurista. (Artista: @norasuko_)

En realidad, hay todavía muchos aspectos en los que la saga puede innovar y sorprendernos. Hay cierta parte de la comunidad fan que viene demandando desde hace tiempo un Zelda futurista. Que Link sustituya la espada y el escudo por un rifle semiautomático y un par de pistolas. O que se ambiente en el espacio, y tengamos que rescatar la nave F.A.R.O.R.E de una invasión de bokoblins y skulltulas alienígenas para que pueda llegar a salvo al planeta Hyrule-III. Desde luego podría ser un giro interesante. Pero personalmente no creo que se atrevan a sacar los juegos de la fantasía medieval que ya conocemos. Hay que reconocer que sería complicado mantener la esencia de un Zelda con un escenario actual, por ejemplo. ¿Os imaginais a nuestro chico rubio con un traje verde de policía, investigando crímenes en callejones sucios entre rascacielos?

Otra posibilidad sería alterar la jugabilidad. En vez de presentarnos una aventura de acción en tercera persona, plantearnos otra cosa. Por ejemplo, un título de estrategia por turnos. O un JRPG clásico protagonizado por nuestro héroe hyliano y un grupo de personajes acompañantes. Lo bueno es que Nintendo sí se presta más a realizar este tipo de experimentos con sus franquicias. Ya hemos visto un musou zeldero, un juego de disparos con ballesta y… ejem… los Zeldas de CD-i. No dejan de ser obras secundarias, pero podrían llegar a aportar mecánicas u otros elementos a la saga principal.

Otro fan-art sobre un posible Zelda, esta vez con un toque a lo Dead Space

Otro fan-art sobre un posible Zelda, esta vez con un toque a lo Dead Space. (Artista: iggy-design)

Los misterios de Link

Tenemos otro recurso importantísimo sin explotar: el propio Link. Uno de los personajes más icónicos del mundo del ocio electrónico. Y también un cascarón vacío, una fachada sin nada detrás. No toma decisiones por sí mismo, no tiene personalidad. En más de 30 años ni siquiera ha hablado (quitando lo del CD-i). Comprendo que en su momento no había los medios para darle diálogos, o no se consideró necesario. También hubo una época en la que estaban de moda los personajes así. Con estilo, pero simples tabulas rasas sobre las cuales el jugador pudiese proyectar su propia forma de ser.

Pero ahora el medio ha evolucionado. Puedes meter fácilmente a gente con conversaciones y carisma en un juego de aventuras. Ya toca desarrollar al personaje, que por fin tenga sentimientos, opiniones y se exprese. Que se construya su historia como persona, aparte de ser quien empuña la espada que salva el mundo.

Todo queda en familia

Para empezar, Link no es la misma persona en todos los juegos. De hecho, a veces pasan generaciones entre una y otra entrega. Sin embargo, supuestamente todos ellos descienden del linaje de los Antiguos Caballeros. De algún modo, su sangre está ligada a la de la familia real de Hyrule. Se ha especulado mucho debido a la tensión romántica que parece haber en ocasiones entre la Princesa Zelda y el Héroe. Dicha tensión se remarca mucho en Skyward Sword, entre el primer Link y la primera Zelda. ¿Llegaron a engendrar hijos juntos, sellando el destino de su familia? ¿Son todos los Links y todas las Zeldas sus descendientes lejanos?

La única imagen semioficial del padre de Link apareció en un manga basado en el videojuego

La única imagen semioficial del padre de Link apareció en un manga basado en el videojuego

A lo largo de la saga, conocemos a varios familiares directos del hyliano: abuelos, tíos, incluso una hermana. A menudo encontramos mentores para entrenarnos o ayudarnos en nuestra aventura. Pero nunca vimos de forma oficial en un videojuego al padre ni a la madre. ¿Y los padres? ¿Murieron? Si murieron, ¿fue muerte natural, accidente… o asesinato? ¿Podría ser Link hijo bastardo del Rey de Hyrule? ¿Y si tuviese un hermano gemelo psicópata, que quisiera matar a Zelda haciéndose pasar por él? ¿Veremos en futuros juegos a uno de los Links de antaño, ya viejo, como padre del nuevo Link? Como veis, hay suficiente material para desarrollar e introducir varios trasfondos posibles para nuestro guerrero.

*Hasta aquí esta primera parte del artículo. Continuamos en la segunda parte, donde seguimos hablando de Link y de muchos otros campos por explorar en la saga.*

 
The Legend of Zelda - Hyrule Historia

The Legend of Zelda - Hyrule Historia

EUR 29,11€

Precio original: €

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.


Redactor

Dándole a los videojuegos desde que venían en casetes. Mi mascota se llama Zelda y podría salvar Hyrule sin Link. Padre de un frikillo de segunda generación.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.