Voltio para el 8 de marzo

Porque Aloy es fea.

Porque no necesitamos más personajes femeninos no sexualizados.

Porque no necesitamos ser protagonistas.

Porque no merece la pena si la protagonista es mujer.

Porque las armaduras femeninas deben proteger lo justo para que no se vean los pezones.

Porque somos la princesa que debe ser rescatada.

Porque sólo jugamos a los Sims.

Porque somos unas exageradas.

Porque no es acoso, son sólo bromas.

Porque vamos a los eventos para que liguen con nosotras.

Porque sólo sabemos ir Support.

Porque si tenemos un elo alto es gracias a nuestros novios.

Porque llevamos escote para tener más seguidores.

Porque hacemos cosplay para que nos toquen sin nuestro consentimiento.

Porque no necesitamos un espacio seguro ni ningún tipo de evento no mixto.

Porque no jugamos competitivo ni estamos interesadas en los esports.

Porque somos malas jugando.

Porque nunca sabemos de ningún tema de los que hablamos.

Porque si trabajamos en la industria es porque nos acostamos con el jefe.

Porque no sabemos de desarrollo de videojuegos. Ni de diseño. Ni de guión y narrativa.

Porque sólo sabemos quejarnos.

Porque son sólo videojuegos y no debemos trasladar ningún tipo de lucha a ellos.

Porque aunque sea ficción, si en aquella época la sociedad era machista, debe seguir siendo así en el videojuego.

Porque somos el reclamo.

Porque estamos mejor muteadas para que la gente sólo tenga que fijarse en las tetas.

Porque nuestro físico es lo único importante y somos feas.

Porque nos inventamos las desigualdades

Porque nuestra opinión no cuenta.

Porque no debemos estar a los mandos, sino a los fuegos de la cocina.

Porque la brecha salarial es un invento.

Porque lo importante cuando nos entrevistan es cómo combinamos el dedicarnos a los videojuegos con buscar pareja o formar una familia.

 

Por todas esas razones que tantos nos han dado para intentar neutralizarnos. Por todas las veces que hemos tenido que escucharlas. Por todas aquellas que no pueden hablar. Por las que están obligadas a seguir trabajando. Por las invisibles. Por las que sufren acoso dentro y fuera de un videojuego. Por las que tienen que aguantar en esta industria y les toca hacerlo en silencio porque tienen miedo. Por la radical idea de que la mujer no tiene por qué ser tu hermana, tu madre, tu hija o tu prima para ser considerada persona. Por encontrar algún día la igualdad. Por nuestra lucha.

 

Por todo esto y mucho más, porque hasta nos sobran motivos, Voltio para el 8 de marzo.

 

Publicado originalmente en Mundogamers.

0 Shares:
Loading...
You May Also Like