Los amantes de los juegos de estrategia estamos de enhorabuena. Nacido directamente de la unión de Fire Emblem y Advance Wars llega Wargroove. El nuevo juego de Chucklefish nos ofrece horas de entretenimiento y algunas novedades interesantes en la estrategia por turnos. Aunque el juego no destaca especialmente en nada, han tomado un par de decisiones que alargan enormemente la vida del juego.

Tanto el modo multijugador como el editor de mapas de los que hablaremos más adelante, aportan una nueva dimensión al juego y consiguen hacerlo muy atractivo. El juego está a medio camino de los dos grandes anteriormente citados y junto con el apartado gráfico, consigue crear una identidad propia.

Sin más, vamos a ver qué nos ofrece y en qué destaca Wargroove.

La defensa del reino

Sinceramente, la historia del juego no es muy relevante. Un mero trámite con bastantes clichés y muchas bromas y referencias a otros juegos. No es muy larga y se hace bastante amena; además, la progresión de escenarios y unidades está muy bien organizada.

El Rey de Guíndal es asesinado en extrañas circunstancias y una guerra empieza entre el Reino y el Imperio de Macabria. Mercia, la hija del difunto monarca, debe defender su nuevo imperio y para ello necesitará aliados y nuevos poderes. A lo largo de siete actos, la nueva reina se verá envuelta en diversas disputas, aprenderá a salir de problemas y conocerá a nuevos aliados y enemigos. En busca de un poder ancestral, visitaremos regiones muy distintas y tendremos que luchar con sus respectivos habitantes. Visitaremos bosques, desiertos, pantanos, tundras y mares y tendremos que aprender a luchar contra unidades terrestres, aéreas y acuáticas.

Wargroove

Al final, tendremos que luchar contra un mal ancestral y será necesario utilizar todos los conocimientos que hemos adquirido y luchar junto a nuestros compañeros.

Infinitas posibilidades

La campaña se desarrollará con el modo normal típico de este género. Tendremos unidades de muy distintos tipos con ventajas y desventajas para con otras unidades. Así pues, los lanceros son eficaces contra la caballería y vulnerables antes los perros, por ejemplo. Cada unidad podrá desplazarse una serie de casillas y atacar si tiene algún enemigo en su rango de acción. Además, todas cuentan con un golpe crítico particular. Los lanceros, asestarán un golpe crítico si están al lado de otro lancero; por su parte, los arqueros lo harán si no se han movido en ese turno. Algunas unidades contarán también con una habilidad activa que podrán utilizar como una acción a cambio de dinero. Dependiendo de el tipo de casilla en el que estén las unidades, tendrán más o menos defensa. Una montaña o bosque ofrece mucha mejor defensa que un río ante un ataque enemigo.

En el campo de batalla no solamente estarán las tropas que reclutemos. En muchos escenarios también contaremos con la presencia de algún general. Los generales se comportan igual que el resto de unidades pero con un pequeño cambio. En lugar de tener un golpe crítico tienen una habilidad llamada Groove. Al recibir golpes o atacar, los comandantes cargan su Groove y esta habilidad es diferente en cada uno de los héroes. Estás habilidades van desde curaciones en área hasta invocaciones y ataques especiales.

Wargroove

También tendremos estructuras que podremos conquistar. Por un lado, las pequeñas aldeas servirán para generar dinero. Obtendremos 100 monedas de oro por cada aldea que tengamos en cada turno. Así mismo, los cuarteles, puertos y torres nos permitirán reclutar unidades de tierra, mar y aire respectivamente. Solamente una por turno en cada edificio y a cambio de dinero.

Además de la campaña, tendremos otros dos modos de juego en los que podremos disfrutar de partidas individuales. Hay dos modos más para complementar la historia principal: el modo arcade y los puzles.

En el primer modo tendremos que superar una serie de escenarios con un un comandante y buscar con él un arma misteriosa. En el segundo, nuestro objetivo será resolver un escenario y ganar en un único turno.

Multijugador y creador de mapas

Una de las joyas de Wargroove es su modo multijugador y el editor de mapas. En el modo multijugador podremos enfrentarnos tanto en local como en linea a otros jugadores. Las reglas del mapa se pueden personalizar y cada jugador puede elegir a su comandante. Los enfrentamientos, al igual que en el resto del juego, se ganan cuando un muere un comandante o se destruye una base.

El editor de mapas del juego es maravilloso. Podremos crear desde cero un mapa de hasta 96×96 casillas. Desde el clima hasta el terreno e incluso las escenas son totalmente personalizables. Se pueden crear mapas de todos los tipos de modos de juego y subirlos para que todo el mundo disfrute de ellos. Evidentemente, podremos descargar los mapas de la comunidad y podremos utilizarlos tanto para crear partidas multijugador como para jugarlos en solitario.

Wargroove

Han conseguido crear un editor muy sencillo e intuitivo que no solamente es fácil de usar, también es divertido. Y lo mejor de todo es que no solamente se pueden crear mapas individuales, sino que también tenemos la posibilidad de crear campañas completas.

Pasado y presente

El apartado gráfico de Wargroove es precioso. Todo el juego cuenta con un pixel art maravilloso que hará las delicias de todos los jugadores. Las unidades están muy bien diseñadas y las animaciones de los combates son muy bonitas. Los gráficos en 2D tan cuidados son muy característicos de la compañía y le sientan de lujo al género. No es que impresionen por la calidad, pero, desde luego, llaman mucho la atención.

Así mismo, el sonido está a la altura del resto del juego. Sin llegar a tener melodías para el recuerdo, unas agradables piezas nos acompañarán durante toda nuestra aventura. El juego no está doblado pero los comandantes nos sorprenderán con algunas frases en ingles de vez en cuando con voces muy adorables.

La guerra nunca cambia

Hacía mucho tiempo que no jugaba un juego de este género y he disfrutado mucho de Wargroove. Tiene algunos fallos pequeños pero el modo multijugador y el creador de mapas hace que merezca mucho la pena. Las facciones son todas idénticas salvo por el comandante y su respectivo Groove pero las unidades y sus estadísticas son idénticas aunque gráficamente sean distintas. Además, hay algunas tropas que están un poco desequilibradas. Especialmente los dragones (cosa que tampoco me sorprende ni veo mal, claro). En las campañas podremos ajustar la dificultad tanto del daño como de la generación de oro; así, podemos disfrutar de un tranquilo combate o enfrentarnos a un autentico reto.

Wargroove

La comunidad del juego es maravillosa y ya están creando mapas realmente impresionantes. Entre ellos, replicas de los anteriormente citados Advance Wars y Fire Emblem. Así que, conociendo a los creadores podemos esperar mapas realmente interesantes en no mucho tiempo.

Wargroove recoge el testigo de los juegos de antaño de una forma maravillosa. El juego mantiene la esencia del género que triunfó en el pasado y aporta un nuevo paso con algunas novedades y planteamientos muy interesantes. Sin duda, una apuesta segura que podremos disfrutar en Nintendo Switch, PS4, Xbox One y PC por unos 17 euros.

Wargroove nos muestra su tráiler de lanzamiento

A veces incluimos enlaces a tiendas en línea. Si hace clic en uno de los enlaces y realiza una compra, podemos recibir una pequeña comisión. Esto nos ayuda a poder seguir adelante con la web.


Redactor

El día que nací ningún bosque susurró mi nombre, pero quizá algún día oigáis hablar de mí. Me gustan los videojuegos que te cuentan una historia mientras la vives.

Deja tu mensaje

Tu email no será publicado nunca. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.